L

as vacunas contra el COVID-19 son efectivas para prevenir la infección, las enfermedades graves y la muerte. La mayoría de las personas que se enferman de COVID-19 no están vacunadas. Sin embargo, dado que las vacunas no son 100 % efectivas para prevenir la infección, algunas de las personas que están totalmente vacunadas se infectarán por COVID-19 de todos modos. A las infecciones que se dan en personas totalmente vacunadas se las denomina “infecciones en vacunados”.

Lo que sabemos acerca de las

infecciones en vacunados

Está previsto que se produzcan infecciones en vacunados. Las vacunas contra el COVID-19 son efectivas para prevenir la mayoría de las infecciones. Sin embargo, al igual que la mayoría de las vacunas, no son 100 % efectivas.

Las personas vacunadas que se infectan tienen menos probabilidades de sufrir enfermedades graves que quienes no están vacunados y se infectan por COVID-19.

Incluso cuando las personas totalmente vacunadas presentan síntomas, estos tienden a ser más leves que en las personas no vacunadas. Esto significa que tienen muchas menos probabilidades de morir o ser hospitalizadas que quienes no están vacunados.

Las personas que presentan infección en vacunados pueden ser contagiosas.

Los CDC están recopilando datos sobre la infección en vacunados y monitorean de cerca la seguridad y efectividad de todas las vacunas contra el COVID-19 autorizadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Dado que las vacunas no son 100 % efectivas, a medida que la cantidad de personas totalmente vacunadas aumente, también aumentará la cantidad de infecciones en vacunados. Sin embargo, el riesgo de infección sigue siendo mucho más elevado para las personas no vacunadas que para quienes ya se vacunaron. Las vacunas siguen siendo efectivas para proteger a la mayoría de las personas de la infección por COVID-19 y sus complicaciones.

Variantes e infección en vacunados

Los CDC siguen monitoreando activamente la seguridad y efectividad contra las variantes nuevas y emergentes de todas las vacunas contra el COVID-19 autorizadas por la FDA. La investigación muestra que las vacunas autorizadas por la FDA ofrecen protección contra enfermedades graves, hospitalización y muerte ante las variantes que circulan actualmente en los Estados Unidos. Sin embargo, algunas de las personas que están totalmente vacunadas se infectarán por COVID-19.

La variante delta es más contagiosa que las variantes anteriores del virus que causa el COVID-19. Sin embargo, los estudios indican que las vacunas utilizadas en los Estados Unidos funcionan bien contra la variante delta, en especial para prevenir enfermedades graves y la hospitalización. En general, si hay más infecciones por SARS-CoV-2 (el virus que causa el COVID-19), habrá más infecciones en vacunados. Sin embargo, el riesgo de infección, hospitalización y muerte es mucho más bajo en quienes están vacunados que en quienes no están vacunados. Por lo tanto, todas las personas de 12 años de edad o más deben vacunarse para protegerse de enfermedades graves e incluso la muerte.

*Con información del CDC