La erisipela en piernas es una enfermedad frecuente en personas mayores de 50 años. A continuación te contamos sus causas, síntomas y como tratarla.

L

a erisipela en piernas es una enfermedad frecuente en personas mayores de 50 años. Es una patología que afecta la piel y puede desarrollar síntomas muy diversos, más allá de las lesiones cutáneas. A continuación te contamos que la ocasiona, cuál es su sintomatología y como tratarla.

ERISIPELA: 

QUÉ ES Y POR QUÉ SE GENERA

Para entender por qué se da la erisipela en piernas, el primer paso es conocer de que se trata esta enfermedad y porque se desarrolla. La erisipela es una patología de tipo infeccioso que afecta la piel, generando lesiones de distinto tipo.

Esta enfermedad es causada por una bacteria llamada estreptococo de grupo A, la misma puede ingresar al organismo por cualquier herida, lesión o llaga preexistente en la piel que funciona como puerta de entrada para este tipo de bacterias.

Otra de las razones por las cuales puede ingresar este patógeno a nuestro cuerpo es por complicaciones en el drenaje de las venas o el sistema linfático. 

¿Qué factores predisponen 

la erisipela?

Existen algunas condiciones o comorbilidades que funcionan como factores que hacen que algunas personas sean más susceptibles a desarrollar la erisipela que otras.

Por un lado está la edad, ya que las personas mayores de 50 años pueden contraerla con mayor facilidad y por otro lado enfermedades como la diabetes y la obesidad, que también generan cierta predisposición a desarrollar este tipo de patología infecciosa. Esto se debe a que este tipo de enfermedades preexistentes suelen debilitar el sistema inmune y la cicatrización de heridas, haciendo más factible la entrada de la bacteria.

ERISIPELA: CONTAGIO 

Y TRANSMISIÓN

Es importante resaltar que la erisipela en piernas, rostro o cualquier otra parte del cuerpo no es una enfermedad contagiosa, ya que la misma se desarrolla debido a la colonización que hacen los estreptococos en una herida mal cicatrizada o curada. 

Erisipela: síntomas y focos 

de aparición

Si bien esta enfermedad infecciosa puede afectar cualquier espacio de la piel, es mucho más común la erisipela en piernas, brazos y rostro. Esta enfermedad es de fácil diagnóstico, ya que sus síntomas son claros y aparecen de manera súbita y los mismos suelen ser acompañados de cuadros de fiebre superior a los 38 grados y escalofríos. Entre los síntomas más frecuentes tenemos:

Heridas en la piel de color rojo, las cuales suelen inflamarse y generar mucho dolor.

Sensación de ardor prolongada en las zonas donde aparecen las heridas.

Manchas rojizas cuyos bordes suelen ser irregulares, elevadas y con una suerte de relieve.

Cuando la enfermedad se torna más compleja, las heridas suelen desarrollar ampollas que oscurecen el área afectada. En este caso se le llama erisipela bullosa.

Cuando estas lesiones rojizas y dolorosas no son tratadas a tiempo, la infección generada por las bacterias pueden ocasionar acumulación de pus, necrosis en la piel, llegando incluso a producir una septicemia, que es una infección en el torrente sanguíneo que puede tener graves consecuencias.

Si la infección en cuestión traspasa las capas más superficiales de la piel, llegando a ser profunda, pasa a ser llamada celulitis infecciosa, que ya sería otro tipo de patología. 

Erisipela en piernas: 

enfoques y 

tratamientos posibles

La erisipela en piernas, al ser una enfermedad de tipo infecciosa causada puntualmente por una bacteria, debe ser tratada con antibióticos, según el enfoque de la medicina tradicional. Igualmente existen recomendaciones o tratamientos de tipo casero que pueden ayudar a mitigar los síntomas.

¡No se quede fuera!

Manténgase informado; reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.