Fueron los cuatro miembros de la Junta Directiva, considera Madre de Familia

CHULA VISTA.– Para la Madre de Familia, Jaqueline Gonzalez, quien fue uno de los cuatro finalistas del proceso de Elección Especial en la Selección de un Miembro de la Mesa Directiva “los únicos que fueron jueces, fueron los cuatro miembros de la Junta Directiva; los que decidieron”.

Jacqueline fue entrevistada al término de una conferencia de prensa efectuada frente a las oficinas del Distrito Escolar de Escuelas Primarias de Chula Vista (CVESD) al que acudieron  algunos padres de familia y cuatro de los 12 candidatos que participaron en el proceso de selección la tarde-noche del miércoles 25 de agosto y del cual resultó seleccionado César Fernández.

“El ejemplo que yo quería dar a mis hijos y mis padres era uno que como padre lider de aquí de Chula Vista, cualquiera de los padres en este grupo habría podido aplicar a esta posición”.

“Porque los requisitos”, dijo, “no eran nada del otro mundo”; entonces, la razón por lo que yo lo hice fue exactamente por eso, como padre líder. Mis padres siguen mis pasos; entonces yo quería ser el punto de saben que si podemos”.

“Nadie más”

“Ahora, lo que pasó”, consideró la entrevistada, es que en esta Elección Especial los únicos que fueron jueces, fueron los cuatro miembros de la mesa directiva. Nadie más. Nadie más pudo decir yo quiero a ella. Fueron los cuatro (integrantes) de la mesa directiva los que decidieron al final.

La expresidenta de el Consejo Asesor Distrital (DAC) agregó que “yo como otra madre llegué a ser finalista. Lo que pasó es que al final, cuando estaban deliberando, ellos (as) dijeron: Pues estas dos mamás son muy buenas, pero no tienen suficiente ‘background’ (formación) en Educación”.

“Pero esos no eran los requisitos y si ese hubiera sido un requisito, yo no hubiera aplicado. Obviamente tengo que dar la cara a mi grupo de padres”, dijo.

A pregunta específica acerca del proceso de selección, González respondió: 

“Ellos (los miembros de la Junta  Directiva tenían la opción de que si quedara un empate, involucrar a la Oficina del Condado de San Diego. Tenían la opción de decir: No queremos gastar dinero en una elección; lo más lógico para que nadie saliera mal aquí y fuera transparente, se tenía que haber dicho que se contaba con 4 candidatos, de los cuales 2 serían los más fuertes, y no llegar a una conclusión ahorita”.