Por Anna Lee Mraz 

Especial para El Latino SD

E

l maltrato y la violencia doméstica son delitos que ponen en peligro la vida de millones de personas en los Estados Unidos. Es un patrón de comportamiento que una persona abusiva utiliza para obtener y mantener el poder y el control sobre su pareja, cónyuge o miembro de la familia. 

 Muchas personas en situación de violencia dependen de su abusador para mantener su estatus migratorio. Pero hay solución. “El programa para la Visa VAWA (Violence Against Women Act, por sus siglas en inglés),  tiene como propósito asegurar que el estatus migratorio no sea un obstáculo para  reportar o escapar de la violencia doméstica”, explicó  el abogado Jason Soto Valdez, del Centro de Los Ángeles para la Ley y la Justicia (LACLJ, por sus siglas en inglés).

“Muchas veces, la persona quien tiene el poder de pedir una visa migratoria para sus familiares, usa este documento como un vehículo para ejercer control sobre la pareja indocumentada”, dijo el abogado Soto, quien cuenta con una extensa trayectoria en la defensa de migrantes. 

Mariel Cota de San Diego, California, tenía miedo de que su esposo le quitara al hijo debido al estatus migratorio de ella,  dijo a los medios, que mientras intentaba huir de él, este la amenazó con llamar a policía insinuando que, sin él, ella no tenía derechos y sería deportada.

La visa VAWA consiste en remover , o hacer a un lado, al abusador del proceso migratorio y le permite a hijos, cónyuges, ex cónyuges de ciudadanos estadounidenses o de residentes permanentes y a padres de ciudadanos americanos, que sean objeto de abuso por parte de estos, mandar una solicitud propia y así posiblemente obtener residencia permanente en algunos casos. 

VAWA es una ley histórica que pretendía mejorar las respuestas penales y comunitarias a la violencia doméstica, la violencia en el noviazgo, la agresión sexual y el acoso en Estados Unidos.  La aprobación de la VAWA en 1994 y sus autorizaciones  en 2000, 2005 y 2013 han cambiado el panorama para las víctimas que antes sufrían en silencio.

Los supervivientes de la violencia doméstica, la violencia en el noviazgo, la agresión sexual y el acoso han podido acceder a los servicios, y una nueva generación de familias, profesionales y políticos han comprendido que la violencia doméstica, la violencia en el noviazgo, la agresión sexual y el acoso requieren una intervención inmediata. 

Los requisitos para obtener la visa VAWA, de acuerdo al abogado Soto, son: estar legalmente casado o casada con la persona abusadora y dicho cónyuge debe ser ciudadano estadounidense o residente permanente legal. Aunado, se debe demostrar que el matrimonio fue un acto de buena fe, por el inmigrante, es decir que no fue para obtener un beneficio migratorio que la persona vive o ha vivido con el abusador; que la persona que solicita VAWA es de buen carácter moral y que han sido víctimas de agresiones y o de crueldad extrema.

Una de las mejores maneras de comprobar que el matrimonio fue de buena fe es el tener hijos durante el matrimonio.   El comportamiento abusivo puede incluir el abuso físico, el abuso emocional o psicológico, el abuso sexual o el abuso financiero (utilizar el dinero y las herramientas financieras para tomar el control). 

El acoso, las amenazas, las llamadas o los mensajes de texto acosadores y muchas otras cosas pueden ser violencia doméstica, especialmente si éstos generan una sensación de miedo. 

Por ende, si alguien considera que es  víctima de violencia requerirá cualquier documento que pruebe una unión o dependencia financiera, comprobar que la persona y su cónyuge adquirieron deudas juntos, actas de nacimiento de los hijos, fotos de golpes que han recibido, reportes a la policía, aunque estos últimos no son un requisito obligatorio, son muy buena evidencia de que ha sido abusada o abusado. 

Es importante demostrar que la persona víctima de violencia doméstica ha vivido con el abusador o abusadora.  Estos trámites pueden tardar entre 20 o 26 meses. Si el abusador es ciudadano estadounidense, la víctima obtiene residencia permanente inmediata, ya que es un familiar inmediato. Pero si el abusador es residente legal permanente, dependerá de las fechas en que se someta la petición y el Departamento de Estado notificará a las personas en qué fechas están trabajando. 

Según el Centro de Inmigración para Mujeres y Niños (ICWC, por sus siglas en inglés), una organización legal sin fines de lucro que brinda servicios de inmigración asequibles a inmigrantes con poca representación en California, si es elegible para solicitar la visa VAWA, la forma I-360 de auto-petición es presentada con documentación para apoyar la solicitud.

Los expertos advierten que cometer fraude, es decir mentir, para obtener una visa en Estados Unidos, es algo muy delicado que podría dar como resultado cargos penales. Por ende, cuando se realizan los trámites de VAWA, la o él interesado firma bajo pena de perjurio que todo lo que ha declarado es verdad. 

Todos los tipos de abuso pueden ser devastadores para los supervivientes. Como resultado de la violencia doméstica, los supervivientes suelen estar aislados del apoyo de la familia y los amigos, carecen de recursos económicos y luchan por mantener una vivienda o un empleo. Los supervivientes también pueden sufrir problemas de salud mental a causa de los abusos, o la depresión. 

Para recibir asistencia, solicitar mayores informes o referencias con organizaciones, se puede llamar al 323 908 3500 en Los Ángeles LACLJ. 

También puede solicitar información para San Francisco, San Diego, Las Vegas y Los Ángeles en: https://www.icwclaw.org/contact

Este artículo es parte del proyecto periodístico sobre la Violencia Doméstica en la comunidad latina y cuenta con el apoyo y generosidad de Blue Shield of California Foundation.