La coalición está formada por organizaciones de salud, de padres y de la comunidad que lanzan una campaña específicamente en estas ciudades en un esfuerzo por poner fin a la venta de todos los productos de tabaco con sabor, incluyendo cigarrillos, cigarros con sabor, cigarros electrónicos y tabaco sin humo. En 2020, California actuó para poner fin a la venta de productos de tabaco con sabor, pero la ley está en suspenso porque la industria del tabaco gastó 20 millones de dólares para tratar de anular la legislación a través de un referéndum en noviembre de 2022. Según el director de la campaña San Diegans Vs. Big Tobacco, Adrian Kwiatkowski Si estas ciudades promulgan estas dos ordenanzas protegeremos a más de la mitad de la población de nuestro condado y eso es solo el principio.

“Es una de esas preguntas en las que ‘sí’ significa ‘no’ y ‘no’ significa ‘sí’. Las grandes tabacaleras explotarán esa confusión y gastarán cientos de millones de dólares en esa campaña, y por eso necesitamos que San Diego se una a las demás ciudades más grandes de California para promulgar sus propias ordenanzas locales”, dijo Adrian Kwiatkowski.

Piden a la ciudad de San Diego y Chula Vista tomar las medidas necesarias. FOTO. Sarah Berjan.

Junto con el lanzamiento de la campaña, San Diegans Vs. Big Tobacco ha animado a la comunidad en general a llamar a los funcionarios de su ciudad para que hagan su parte “aprobando ordenanzas para acabar con la venta de tabaco aromatizado ahora”. La campaña insta a los alcaldes y a los concejos municipales de San Diego y de Chula Vista a que promulguen ordenanzas locales que pongan fin a la venta de productos de tabaco con sabor, que afectan de manera desproporcionada a los jóvenes al utilizar sabores como el de los ‘Gummy Bears’, chocolate y ‘cherry bom’.

“La gran industria del tabaco está preparando a nuestros hijos para un futuro sombrío jugando con sus dulces favoritos, todo para seguir aumentando sus beneficios. Como orgullosa abuela de cuatro hijos y bisabuela, estoy profundamente preocupada por el aumento vertiginoso de las tasas de consumo de tabaco entre nuestros jóvenes”, dijo la voluntaria de la Red de Acción contra el Cáncer de la Sociedad Americana del Cáncer, Elizabeth Martin.

Actualmente, San Diego es una de las ciudades más grandes del estado que no cuenta con una ordenanza que ponga fin a la venta de productos de tabaco aromatizados. Una vez que las ordenanzas sean adoptadas por San Diego y Chula Vista, se unirán a más de 100 ciudades y condados en todo el estado, incluyendo San Francisco, San José, Long Beach y Sacramento que están tomando medidas contra la venta de productos de tabaco con sabor,

“Nuestros niños son inocentes. Las grandes tabacaleras son depredadoras y no se preocupan por nuestras vidas ni por las de nuestros hijos. Les importa exclusivamente el dinero y saben exactamente qué hacer. Revisamos los dulces de Halloween de los niños porque la gente puede ser depredadora, y saben cómo empaquetar las cosas en paquetes brillantes y dulces para llamar la atención de los niños”, dijo la pediatra certificada y propietaria de Doctoring Differently, Naomi Lawerence-Reid, M.D.

Los últimos datos muestran que más de 2 millones de niños usaron cigarrillos electrónicos en 2021, según la Encuesta Nacional de Tabaco Juvenil 2021. De los estudiantes encuestados durante la Encuesta de Tabaco para Estudiantes de California 2019-2020, el 84,2 por ciento dijo que usaba porque “sus amigos los usan”, el 72 por ciento dijo que porque “vienen en muchos sabores” y el 70,6 por ciento dijo que porque “se ven interesantes y geniales”.

Janan Moein, residente de San Diego, sobreviviente de una lesión pulmonar asociada al uso de e-cigarrillos o vaping (EVALI) y estudiante del Grossmont College, estuvo a punto de morir debido a una lesión asociada al vaping en 2018 que lo puso en coma y con soporte vital durante 14 días. Su lesión amenazó con perder ambos pulmones. Él dijo: “Como alguien que ha sufrido tremendamente como resultado de las leyes de tabaco y vape, soy un defensor del progreso y el cambio para proteger a los que están en mayor riesgo, que son los jóvenes.”

“He trabajado con cientos de estudiantes de secundaria y preparatoria en San Diego y he sido testigo del resurgimiento de la adicción a la nicotina entre estos estudiantes”, dijo Moein. “San Diego y Chula Vista deben mantener un estándar más alto de supervisión de los productos del tabaco para proteger mejor a los residentes. Nuestros funcionarios electos tienen que ser campeones del cambio en este tema. Sueño con que un día miles de niños puedan llevar una vida más sana y evitar la adicción a la nicotina.”

Según Lawrene-Reid, los pulmones de un niño no están completamente desarrollados hasta que tienen al menos 20 años. Los pediatras han comprobado la omnipresencia de las grandes tabacaleras en la cultura de los adolescentes.

“Primero les engancha la publicidad, los canales de YouTube. Saben perfectamente cómo atrapar a estos niños. Ese secretismo y esos comportamientos que empiezan tan temprano han trascendido a todos los aspectos de sus vidas. Siempre vemos deslices en sus calificaciones, en su atención y asistencia a la escuela”.

Para más información sobre “San Diegans Vs. Big Tobacco”, visite el sitio web de la campaña en sandiegansvsbigtobacco.org o sígala en Twitter en @sdvsbigtobacco