Los latinos con tono de piel más claro encuentran más oportunidades de desarrollo y enfrentan menos actos de discriminación en Estados Unidos, de acuerdo con una encuesta del Centro de Investigaciones Pew.

La mayoría, el 62 por ciento, de los adultos hispanos dice que tener un color de piel más oscuro perjudica al menos un poco la capacidad de los hispanos de salir adelante en los Estados Unidos hoy en día. 

Una proporción casi similar, el 59 por ciento, dice que tener un color de piel más claro ayuda a los hispanos a salir adelante. 

Y el 57 por ciento dice que el color de la piel da forma a sus experiencias de la vida diaria en mucho o en parte.

Además, aproximadamente la mitad de los encuestados dice que la discriminación basada en la raza o el color de la piel es un “problema muy grande” en los Estados Unidos hoy en día.

Esos son en síntesis los resultados de la Encuesta Nacional de Latinos del Pew Research Center, una consulta a nivel nacional, bilingüe entre  3,375 adultos hispanos en todo el país, que se aplicó en la primavera pero suyos resultados se prestan esta semana.

De acuerdo con Pew, el “colorismo” es una forma de discriminación basada en el color de la piel, que generalmente, aunque no siempre, favorece un color de piel más claro sobre un color de piel más oscuro, dentro de un grupo racial o étnico, en este caso los latinos.

El centro Pew dice que “los hispanos en pueden enfrentar en el país discriminación por ser hispanos –que es una forma de racismo–, pero el grado de discriminación puede variar según la piel”.

Así, los de tonos de piel más oscuros experimentan más incidentes –una forma de “colorismo+. 

Advierte que “debido a las profundas raíces del colorismo en la historia de América Latina y los Estados Unidos, la discriminación basada en el color de la piel puede ocurrir entre los hispanos tanto como puede ser dirigida a los hispanos por los no hispanos”.

Es decir, los latinos en general pueden ser discriminados simplemente por ser latinos, lo que ya es discriminación, pero entre los mismos latinos, los de tono más claro tienen más ventajas y critican a quienes tienen tonos más obscuros.

Para esta consulta, a los encuestados se les mostraron diez colores de piel que variaban de claro a oscuro. El 80 por ciento de los adultos latinos seleccionaron un color entre uno y cuatro, o colores de piel más claros, mientras que el 15 por ciento seleccionó un color entre cinco y diez en la escala, o colores de piel más oscuros. 

Aproximadamente la mitad, el 54 por ciento, de los adultos hispanos experimentaron al menos uno de los tipos de incidentes de discriminación sobre los que se preguntó en la encuesta.

La encuesta encuentra que los hispanos con un color de piel más oscuro tienen más probabilidades de haber experimentado al menos un incidente de discriminación que los hispanos con un color de piel más claro. 

Casi dos tercios , el 64 por ciento, de los hispanos con piel más oscura dicen haber experimentado personalmente al menos uno de los tipos de incidentes de discriminación durante el año anterior a la encuesta, mientras que el 54 por ciento de los hispanos con piel más clara dicen lo mismo.