Del gobierno de la ciudad de San Diego, quienes no estén vacunados, serían despedidos, anticipan

SAN DIEGO.- El gobierno de la ciudadad de San Diego aprobó “una ordenanza de emergencia” que obliga a todos sus empleados actuales (y los futuros ) a estar vacunados y en caso de desebodecer este mandato, serían despedidos.

La ordenanza advierte que este mandato exige que para el miércoles 1 de diciembre todos los empleados y los que en el futuro contrate el gobierno local tendrían que estar completamente vacunados.

Se indicó en el mismo sentido que la orden se hace extensiva también a los contratistas de la ciudad, pero estos disponen hasta el mes de enero próximo, aunque no se precisa que pasaría con los trabajadores que solo tienen una dosis.

“Monitoreando de cerca”

Por su parte, el director de Salud Pública del Estado, Tomas Aragón dijo que “California está monitoreando de cerca” la nueva variante Omicron y al menos al lunes 29 de noviembre, no se habían reportado casos.

“Las vacunas siguen siendo nuestra major manera de superar la pandemia”, afirmó Aragón, “al protegernos de la enfermedad grave de COVID-19 y sus variantes. Estamos duplicando nuestros esfuerzos de vacunación y refuerzo para garantizar que todos los californianos tengan acceso a vacunas seguras, efectivas y gratuitas que puedan prevenir enfermedad grave y muerte”.

Las cifras recientes:

Mientras tanto, la Agencia de Salud y Servicios Humanos del Condado de San Diego los funcionarios de salud pública del condado de San Diego confirmó al lunes 29 de noviembre,  401 nuevos contagios por COVID-19 y 10 muertes causados por el virus.

A la misma fecha y de acuerdo con la misma fuente, los totales acumulados de personas infectadas en el condado eran 384,193 con 4,335 fallecimientos acumulados.

Se indicó en el mismo sentido que la cifra de pacientes hospitalizados debido al COVID era de 272, de los cuales, 83 pacientes se encontraban en cuidados intensivos, aunque faltaba consolidar los datos debido al fin de semana festivo.

A la fecha, se informó, cerca de 2.64 millones de residentes sandieguinos habían recibido al menos una vacuna en prevención del coronavirus; es decir, el 84% de las personas de 5 años o mayores, y el 74.4% habían recibido ambas dosis, mientras 414,814 residentes del condado de San Diego, de 18 años de edad o más, habían recibido la llamada “dosis de refuerzo”.

“Obtener la vacuna contra el COVID-19 es seguro, gratuito y la mejor manera de minimizar la propagación del virus. Lee más sobre cómo se ha demostrado que es más eficaz que la inmunidad natural aquí: https://bit.ly/3mOdsJ2 . Si eres elegible, ¡haz una cita para un refuerzo hoy!”, se publica en la cuenta de Facebook del presidente de la Junta de Supervisores del Condado de San Diego, Nathan Fletcher.