SAN DIEGO.- Deanne Criswell fue confirmada el 22 de abril de este año, como la 12ava. Directora de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés), una votación unánime a su favor por parte de los 100 senadores.

Pero pocos saben que esta mujer, que ayer formalizó la entrega de un cheque por $120,442 dólares al Departamento de Bomberos de Sycuan Casino inició su carrera como un elemento más del cuerpo de bomberos voluntarios en Aurora, Colorado, donde enfrentó fuertes incendios.

Y en esa misma ciudad posteriormente la ahora directora de FEMA lideró el manejo de emergencias y coordinó la vivienda de transición y los esfuerzos de reunificación familiar en repuesta a la recepción de evacuados durante el huracán Katrina, entre otras varias importantes comisiones.

Tal vez por ello no le fue difícil y si muy agradable como se evidenció por sus palabras en su visita hoy a la estación de bomberos, colgarse algunos de los tanques de oxígeno que adquirieron con el ‘grant’ que FEMA los entregó en premio  al buen trabajo realizado.

Entre esta labor destaca su profesionalismo y entrega durante los devastadores incendios del 2003, entre muchos otros.