Veterano de la guerra de Vietnam, padre de familia y amigo, el artista es inmortalizado en un trabajo plástico que retrata 40 años de haber capturado la historia de los latinos en este país

“Tributo a Memo” hizo su debut al público el 15 de diciembre en dopnde amigos, familiar4es y miembros de la comunidad se reunieron para honrar y recordar su vida. El mural fue realizado por importantes artistas locales como Guillermo “Yermo” Aranda; Salvador “Sal” Barajas, ambos trabajaron  con la ayuda del artista plástico David Avalos y personas de todas las edades y de todo San Diego que recibieron mentoría y que aprecian las contribuciones de Memo a la sociedad.

El mural de 10x 22 pies está en la pared norte de la Cámara de Comercio de la Ciudad de National City y en el centro de visitantes, en la histórica Plaza Morgan Square en la ciudad que Memo consideraba su casa.

Martin Cavada, Hijo de Manuel “Memo” Cavada comparte algunas palabras sobre Memo.

Esta iniciativa complementa varios esfuerzos de la comunidad, incluido el Fondo de Becas Memo Cavada, que creó la Fundación SUHI el año pasado. La vicepresidenta de la Junta de Supervisores del Condado de San Diego, Nora Vargas, anunció la creación de una nueva Comisión de Arte y Cultura en el condado que seguirá destacando a personas como Memo que hacen historia en sus comunidades. 

“Cuando nos enteramos del fallecimiento de nuestro querido Memo Cavada, se formó rápidamente una asociación de artistas de la comunidad local, defensores de los jóvenes y líderes cívicos. Todos nos comprometimos a conmemorar a Memo a través de las artes para que las generaciones futuras pudieran inspirarse en su don de activismo artístico, preservación cultural, servicio público y justicia social”. Dijo la presidenta del Comité de Planificación del Proyecto Mural de Memo Cavada, Jacqueline Luna Reynoso. 

Este mural fue posible gracias a la Fundación de la Cámara de National City, con el apoyo del Programa de Reinversión del Condado de San Diego, la Corporación Córdoba y la Cámara de Comercio de National City. El mural recibió el patrocinio de la alcaldesa de National City, Alejandra Soltelo-Solis, el supervisor Greg Cox, la vicepresidenta Nora Vargas, el congresista Juan Vargas, la asambleísta Lorena Gonzales, Tony McCune y muchos otros filantropos privados y de la comunidad.

El profesor de teatro jubilado del Southwestern College, William Virchis habló sobre el carácter generoso de Memo.

 “El mural realmente encarna lo que fue y lo que dejó para nuestra comunidad. Es un honor para mí haber apoyado estos esfuerzos, y seguir haciendo todo lo posible para conmemorar su vida”, dijo Vargas. 

Memo nació y creció en National City, donde dirigió un estudio fotográfico durante más de 45 años. Fue profesor de fotografía en el Centro Cultural de la Raza en Balboa Park, trabajó como voluntario en innumerables organizaciones y fue fotógrafo residente en el instituto Sweetwater durante más de tres décadas. Memo falleció a la edad de 76 años el 3 de octubre de 2021 tras una batalla contra el cáncer.  

“Toda mi vida, mi padre fue un mentor increíble, me abrió caminos que no habría explorado de otro modo. Cuando falleció, no sólo yo me di cuenta de lo asombroso que era, sino que su comunidad obviamente piensa eso de él”, dijo Martin Cavada. 

El mural retrata a Memo con su cámara en la mano, rodeado de las imágenes que capturaba con su cámara. Desde la escuela primaria Kimble a la que asistió con Aranda, pasando por su servicio militar en la Fuerza Aérea donde recibió un Corazón Púrpura, los graduados de la escuela preparatoria Sweetwater, hasta las mariposas monarca que documentó durante sus viajes por México. 

“Esta es nuestra comunidad y Memo era de la familia”, dijo la alcaldesa de National City, Alejandra Sotelo-Solis, quien lo describió como “el tipo de persona que te quería de la mejor manera, y quería documentarte para que tuvieras un recuerdo preciado para siempre”.

Barajas, Soltelo-Solis y el profesor de teatro jubilado del Southwestern College, William Virchis, compartieron cómo Memo “hacía el trabajo” sin preocuparse por los pagos. 

“Memo era un hombre gigantesco y sólo medía 1,70 m. Tenía un corazón muy grande y una capacidad de amor gigantesca. Memo no era un político, pero tenía el don de la diplomacia que pocas personas tienen. Memo no era un hombre rico con dinero, pero era mucho más rico que la mayoría de nosotros. Nunca fue “¿Cuánto iba a ganar?”, sino “¿Cómo puedo ayudarte?”, dijo Virchis. 

Virchis compartió que Memo siempre quiso que todos escribieran sus propias historias. 

“Era alguien que nunca tomaba el protagonismo y eso es cierto, ¿saben por qué? Porque nos daba a todos el protagonismo cuando se hacía una foto”, dijo Virchis.