El panorama al que tuvo que  enfrentar el sector educativo en 2021, a causa del COVID-19

SAN DIEGO.- La presencia a finales de 2019 de un virus mortal procedente de Wuhan China no solo estremeció al planeta y ha costado la vida de millones de seres humanos, sino que ante el riesgo inminente de contagios, en Estados Unidos y California vino el cierre obligado de las escuelas, uno de los sitios de mayor aglomeramiento (con los niños, padres de familia y personal administrativo).

El primer brote de contagio se registró en California en febrero del 2020 y para el 17 de marzo del año pasado, el gobernador Gavin Newsom ordenaba el cierre de todos los centros escolares para evitar que se esparciera y ya abriría en todo el ciclo escolar por la presencia del letal virus que ya había sido bautizado por la Organización Mundial de la Salud como COVID-19 (Coronavirus Disease, Enfermedad de Coronavirus y 19 por el año en que surgió).

Una maestra de una escuela primaria de Chula Vista muestra un texto a un estudiante a distancia. Foto-Archivo: Horacio Rentería El Latino San Diego.

Alrededor de un año tuvieron que permancer los estudiantes en su casa ante la orden oficial y tras largos meses de encierro, los escolares tuvieron que acostumbrarse a estudiar y tratar de aprender con ‘un nuevo libreto’ al que estaban desacostumbrados muchos de ellos o que de plano algunos de ellos jamas habían experimentado: La educación virtual o a distancia.  

La directora de Square Elementary School de Chula Vista, Marissa Allan, observa a la niña Michel Ortiz revisar la temperatura corporal. Foto-Archivo: Horacio Rentería/El Latino SD.

Prevalecieron desesperación e impotencia

Los casos de ansiedad, desesperación de los niños y e impotencia de los padres ante este nuevo ‘sistema’ de instrucción fue a tal grado que provocó, en esos 12 meses, que no pocas veces la tranquilidad familiar se rompiera, empezaran los gritos de los adultos y el llanto de los niños, mientras que los maestros poco o nada podían hacer para resolver un conflicto generado fuera, ajeno a su voluntad y ‘si muy lejos-a distancia’ de su escenario de trabajo, en el que todos, sin excepción, tendrían que usar mascarillas de protección, conservar la distancia, lavarse las manos o aplicarse alcohol o ‘gel’ como desinfectante. 

De izquierda a derecha: Heriberto, su madre Norma y sus hermanas Julia y Viannel.

Un caso que ejemplifica claramente el duro e inesperado panorama al que se enfrentaron los estudiantes es el de Heriberto Rodríguez, un joven que además de no haber podido tener su ceremonia de graduación en su preparatoria (High Tech High de East Lake), solo conocía su universidad en forma virtual, y para colmo, en diciembre del 2020 sería infectado por el coronavirus junto a sus dos hermanas. Pese a todo, Heriberto, quien llegó a estudios superiores con calificación de 4.1 de PGA, nunca se dobló, mostrando gran entereza y voluntad para poder superar el crítico momento por el que pasaba.

Y un claro ejemplo de ello fue, entre otras muchas, la escuela primaria Harborside Elementary de Chula Vista,donde el 15 de diciembre de 2020, los niños acompañados de sus padres o tutores acudieron a recibir instrucciones sobre las nuevas pautas de enseñanza-aprendizaje, dentro de las limitaciones que les imponía la pandemia.

Así Emily Heard, estudiante del 4to. Grado, en entrevista con El Latino San Diego se mostró feliz de haber estado -al menos más media hora- en su escuela,en compañía de su mamá y una hermana y recibir cuatro libros de lectura, necesarios para continuar con su instrucción en casa.



Emily Heard, una estudiante de 4to. Grado que, sin importar el impacto provocado por la pandemia, ve en la instrucción educativa y en especial en la buena lectura el mejor camino para su superación personal. Foto-Archivo: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

Para finales de marzo y principos de abril de 2021, se inició una reapertura gradual de clases en medio de una sensible reducción en la cifra de casos de COVID-19, al autorizarse los primeros permisos para la apertura de escuelas, tras haber llegado a un importante acuerdo entre el gobierno y la legislatura de California, por medio de modelos de instrucción: Primero, el híbrido o mixto (de 2 o 3 días por semana) hasta llegar a un presencial más permanente. 

Desde muy temprano, alrededor de las 7:30 a.m. del lunes 12 de abril, los padres de familia latinos Debora y William Arboleda acompañados por sus hijos Richard y Emily arribaron a Lauderbach Elementary School, en el primer día de clases tras un año de permanencia en casa. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

Un Día Histórico

El 12 de marzo de este año puede marcarse como un Día Histórico para el proceso de Educación en el condado de San Diego, pues en esa fecha regresaron miles de estudiantes a las escuelas tras una muy larga y cansada espera.

En lo que pareció una compensación al sector educativo de California pero en particular al de San Diego, en la segunda quincena de mayo se confirmaba como Subsecretaría de Educación en el país Cindy Marten, quien se había desempeñado por cerca de 8 años como Supervisora del Distrito Escolar Unificado de San Diego, (SDUSD, por sus siglas en inglés).

Asignatura aún pendiente

El estado de California, a través de su gobernadora Gavin Newsom anunció que fue el primero en el país anunciar planes para exigir la vacuna de prevención al COVID 19 a los estudiantes”, agregando a la lista de las que ya deben aplicarse por madato legal: como son las de sarampión, paperas y rubeóla.

Durante la visita que el gobernador Gavin Newsom hizo a una escuela de la ciudad de San Francisco, se adelantó, sin embargo, que este requisito “entrará en vigencia al comienzo del periodo después de la aprobación total” (por grados escolares) por parte de la Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés).

En este sentido se anticipó que la aplicación del requisito de vacunación a los alumnos, por mandato legal, se tendría que resolver entre el 1 de enero y el 1 de julio del 2022.

El Gobernador Gavin Newsom anunció planes para exigir mediante mandato legal la vacuna contra la pandemia a los estudiantes de California. Foto-Cortesía: Gobierno del estado de California.

Pero surge la controversia y los nuevos desafios para 2002

Y el 7 de julio de este año a horas de llegar a su fin, el Distrito Escolar Unificado de San Diego (SDUSD, por sus siglas en inglés) y la Asociación de Educaciónde San Diego conviniero trabajar juntos “para brindar a los estudiantes la recuperación que merecen” (enfrentar unidos al COVID-19), “y satisfacer las necesidades académicas  y socioemocionales de los estudiantes, luego del cierre de escuelas, sin precedentes. provocadas” por la pandemia.

Las buenas intenciones no siempre se acoplan a la realidad y el distrito escolar ha sido demandado por sus propios padres de familia. Imagen-Cortesía: Página Web del Distrito Escolar Unificado de San Diego.

Parte de este convenio, sin embargo, era “el compromiso” de vacunar a todos los estudiantes para que pudieran retornar a la educación presencial, pero como no todo en la vida es miel sobre hojuelas, en fecha reciente un Juez resolvió en un fallo provisional, ante la demanda interpuesta por alrededor de 1600 padres de familias que alegando motivos religiosos y personales se niegan a que sus hijos sean vacunados, que el distrito escolar se había excedido en su orden o mandato de que todos los estudiantes de 16 o más años tienen la obligación de vacunarse y de que hubieran recibido ambas dosis antes del 29 de diciembre. Esta es una atribución que solo tendría la Legislatura Estatal, aclaró el Juez.

Aún incierto el escenario que enfrentan niños y padres de familia frente al nuevo año, 2022. Foto-Archivo: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

Se ha cerrrado en 2021 un camino difícil, empedrado y no exento de retos para el 2022, pero que pudiera a llegar a reabrirse de nuevo dependiendo de lo que pase con la pandemia y la nueva variante Omicron y sin duda lo que ocurra con el COVID-19 (y sus variantes) será determinante en el futuro inmediato y en el largo plazo para el sistema educativo de California y el condado de San Diego.