Por lo menos 184 bomberos y paramédicos de San Diego se habían contagiado del Covid 19 hasta la noche del jueves como resultado de los embates de la variante Ómicron del coronavirus, reportaron fuentes sindicales.

“Nunca habíamos tenido tan escaso personal activo debido a una emergencia”, dijo el líder sindical de los bomberos, Jesse Conner.

El sindicato reportó 156 bomberos, 14 paramédicos y 14 civiles que trabajan bajo contrato con los bomberos. Todos ellos se encuentran en cuarentena en sus hogares con diversos grados en los síntomas.

El Departamento de Bomberos de San Diego tiene una plana de 1,256 empleados contratados, así que el número de elementos contagiados se traduce en casi el 15 por ciento del total, pero el número de contagiados aumenta cada día.

Por la escasez de personal, a principios de la semana los bomberos ya habían suspendido operaciones de siete camiones o unidades terrestres.

Eso fue el lunes, cuando los contagios entre bomberos eran menos de cien casos. Ahora que los contagios han aumentado, el departamento decidió dejar fuera más equipo.

El dirigente sindical Conner calculó que suspenderán otros cinco camiones y dos unidades especializadas.

Pese a la falta de personal por la pandemia, otros bomberos iban a quedar fuera de operaciones en estos días por negarse a cumplir el mandato de la ciudad de vacunarse contra el Covid 19.

La portavoz de los bomberos, Mónica Muñoz, informó en comunicado que “cinco empleados del Departamento de Bomberos de San Diego recibieron avisos anticipados de despido”, por rechazar vacunarse.

Muñoz dijo que, de los cinco elementos, “cuatro son bomberos y uno es despachador. Los cinco han optado por vacunarse en lugar de despido. La ciudad apoyará sus decisiones y retendrá a estos empleados”.