CHULA VISTA.- La ciudad de Chula Vista amaneció este jueves en estado de emergencia de salud pública por la basura acumulada al cumplirse más de un mes con irregularidades en el servicio de recolección.

Con la declaración de emergencia, una propuesta de la concejal Jill Gálvez, la ciudad de Chula Vista puede prescindir de su contrato con la empresa Republic Services y tomar independientemente sus decisiones para resolver la situación.

La regidora Gálvez dijo que la situación es claramente una emergencia, porque en la basura acumulada los residentes de Chula Vista han comenzado a encontrar ratas y alimañas, además de que los desechos atraen parvadas de cuervos.

Gálvez dijo que cuadrillas de trabajadores de la ciudad se van a hacer cargo de retirar la basura, y van a priorizar las unidades de apartamentos y multifamiliares que, en su mayoría, tienen basura que se acumula desde las fechas navideñas.

“Es absolutamente inaceptable” la situación, declaró Gálvez.

La emergencia entró en vigor la noche del miércoles y fue establecida tentativamente hasta el 18 de febrero.

Por parte de la ciudad participarán inicialmente los empleados encargados de vigilar los parques y cuadrillas de obreros de obras públicas.

La ciudad va a pagar a las cuadrillas de sus trabajadores con un bono de un millón de dólares que hay en el contrato con Republic. Los empleados van a recoger toda la basura tirada alrededor de los contenedores y la compañía se tendrá que hacer cargo de pasar a recogerla.

El consejo decidió declarar emergencia a puerta cerrada después de la audiencia del martes pasado en el centro de gobierno. El próximo martes el consejo ratificará la decisión.

La alcaldesa Mary Casillas Salas dijo el fin de semana que Republic se había comprometido a regularizar la recolección de basura el lunes de esta semana, el 10 de enero, pero hasta este jueves seguía sin cumplir ese compromiso en diversas zonas de la ciudad.

Muchos residentes han tenido que pedir días de descanso en sus trabajos para llevar personalmente en sus propios vehículos los desechos hasta el basurero de la ciudad que administra Republic, donde a la entrada encuentran filas cada vez más prolongadas.

La declaración de emergencia la hizo la administradora de la ciudad de Chula Vista, María Kachadoorian, quien además mencionó la basura que ha rebasado los contenedores en los parques públicos en la ciudad.

Kachadoorian dijo que su oficina ha recibido centenares de llamadas telefónicas y correos electrónicos que mencionan que en sus residencias hay basura acumulada desde el 20 de diciembre.

Unos 250 trabajadores de Republic Services, con sede en Arizona, entraron en huelga en diciembre en demanda de mejores condiciones laborales. La empresa por su parte reportó en la bolsa de valores ganancias por 972 millones de dólares tan solo en los primeros tres trimestres del 2021, corroboró Chula Vista Today.