El alcalde Todd Gloria destacó en su informe de gobierno por el primer año de labores que pese a los embates de la variante Ómicron que ha llevado a índices de contagios sin precedentes, la ciudad de San Diego esté mejor preparada que en el 2021 porque ahora cuenta con vacunas.

“Todavía nos encontramos en la pandemia; la diferencia, sin embargo, es que ahora tenemos vacunas ampliamente disponibles, que nos libran de lo peor del virus”, declaró Gloria.

En el centro de convenciones, el alcadel instó a la compasión de los residentes de San Diego para hacer frente a una de las cuatro áreas en las que se enfocará su gobierno en el 2022, la escasez de vivienda para las personas indigentes, un tema al que también se había referido horas antes el gobernador Gavin Newsom en visita a la ciudad.

Gloria dijo que la indigencia y falta de vivienda, la infraestructura, la delincuencia serán prioridades en los siguientes 12 meses.

“Seamos claros, bajo ningún concepto es compasivo dejar que una persona viva en la calle”, dijo el alcalde.

Dijo que en el primer año de su gobierno se construyeron poco más de 130 viviendas para personas sin hogar y en el 2022 planea construir 1,000 más, para ayudar principalmente a indigentes que además sufren de trastornos.

Pero Gloria mencionó un plan de vivienda aún más ambicioso para reducir la creciente escasez de vivienda que, dijo, lleva a la separación de las familias, pues los hijos difícilmente encuentran casa al crecer en San Diego.

“Estamos legal y moralmente obligados a planificar un mayor crecimiento, y agregar más de 100,000 viviendas nuevas durante los próximos ocho años y, amigos, lo estamos logrando”, declaró el alcalde.

En el 2022 se van a construir nuevas viviendas en Hillcrest, University Cuty y Miramesa, entre otros vecindarios de San Diego, dijo el alcalde.

La infraestructura de la ciudad es otra de las prioridades de San Diego este año. Gloria dijo que “nuestra red vial necesita más reparaciones que son más costosas, me refiero a repavimentar y reconstruir”.

Gloria informó que los actos delictivos se redujeron en 13 por ciento en San Diego en el 2021, y los delitos violentos bajaron en casi 11 por ciento.