Periodistas de diversos medios del condado de San Diego se unieron en solidaridad y en su
trabajo como reporteros a una marcha que encabezaron cientos de periodistas de Tijuana
en silencio y en rechazo a los homicidios del fotógrafo Margarito Martínez Esquivel y la
periodista Lourdes Maldonado López.
La marcha llegó a la Fiscalía General de la República en Tijuana donde la periodista Sonia
de Anda reveló que Lourdes Maldonado tenía asignada vigilancia de una patrulla fuer de su domicilio de las 6 de la tarde a las 5 de la mañana.
Sin embargo, el domingo, cuando le dispararon cerca de las 7 de la noche al llegar a su
casa, la patrulla se había retirado, y ahora la secretaría de seguridad pública ha evadido a la prensa y se niega a informar por qué el oficial asignado se retiró.
A las muertes de los dos periodistas de Tijuana y uno más en Veracruz, José Luis Gamboa,
asesinado apuñaladas en Veracruz el 10 de enero.
La presión creció cuando a lo largo del martes grupos de periodistas se manifestaron en 47
ciudades de México, incluida la Ciudad de México, donde colgaron fotos de periodistas
asesinados a la entrada del palacio presidencial.
El gobierno de México formó un grupo de trabajo que incluye a fiscales, asignado para
esclarecer las muertes de los tres periodistas. La gobernadora de Baja California, Marina
del Pilar Ávila, propuso que el estado imponga mayores sanciones a quien agreda a
periodistas.
También el estado de Baja California asignó a un fiscal especial para investigar esas
muertes.
La Unión Europea y los gobiernos de Noruega y Suiza condenaron el homicidio de Lourdes Maldonado y exigieron que se esclarezcan ese y los demás crímenes de periodistas.
“Expresamos nuestra preocupación por la falta de resultados en las investigaciones
abiertas para esclarecer casos anteriores de asesinatos de periodistas en México”,
indicaron en comunicado conjunto.
La embajada de Estados Unidos en México, dijo en mensaje de Twitter que en esa sede
diplomática están “alarmados por el asesinato de la periodista Lourdes Maldonado López,
el tercer homicidio de un periodista en lo que va del año. Nos solidarizamos con los
periodistas mexicanos”.
Reporteros Sin Fronteras informó que México ha sido en los últimos tres años el lugar más
peligroso para ejercer el periodismo, con riesgo a menudo mayor que el que enfrentarían
los periodistas si cubrieran una guerra.
El Comité internacional de Protección a Periodistas (CPJ) expresó que en México lso
reporteros enfrentan “una brutalidad continua”.