Un hombre que intentó cometer un homicidio en San Diego y huyó a México fue detenido al tratar de regresar por la garita de San Ysidro, informó la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

Nicholas Octavio Torres trató de cometer un homicidio en mayo del año pasado en San Diego, al fallar huyó y cruzó la frontera, y permaneció en territorio mexicano.

Ocho meses después, sin embargo, volvía a pie por la garita de San Ysidro cuando fue detenido.

El jefe de operaciones de campo de CBO, Sidney Aki, informó que el lunes Torres se presentó ante oficiales de la garita y les dijo que es ciudadano estadunidense pero que no portaba con él ningún documento para probarlo.

El sospechoso proporcionó su nombre y al revisar en el sistema de datos, CBP descubrió que había una alerta de arresto en su contra.

Aki dijo que los oficiales procedieron a tomar sus huellas digitales para confirmar su identidad y resultó que, en efecto, había proporcionado su verdadero nombre.

El hombre de 33 años de edad tal vez pensó que sin portar algún documento para demostrar su identidad, los oficiales lo dejarían pasar sin verificar.

Pero el era un prófugo tenía antecedentes penales pendientes. Orden de $5 millones, emitida a pedido de la Patrulla de Carreteras de California.

Torres es buscado por intento de asesinato, asalto con arma mortal, robo, descarga de un arma de fuego en una vivienda habitada y detención ilegal.

Aparte tiene una cuenta pendiente de $20,000 y orden de arresto por vandalismo.

Nicholas Octavio Torres tiene condenas previas por violencia doméstica, asalto con un arma mortal y encarcelamiento ilegal. Los oficiales de CBP entregaron a Torres al Marshall federal para que lo llevara a la prisión del condado, donde se encuentra actualmente.