LOS ANGELES, CALIFORNIA..- Tal vez la motivación que para ellos representa jugar un Super Tazón en casa, en el flamante estadio SoFi, o quizás exceso de confianza de los 49  de San Francisco, el caso es que Los Angeles Rams se vestirán de gala recibiendo en casa a…

Parece difícil de creer pero Los Rams llegaron a este juego con seis derrotas en fila, pero su fe y el buen juego a la hora buena hizo la diferencia.

20-17 terminó el partido en el que el equipo angelino aprovechó los errores de los visitantes de la bahía, y en el que los Rams supieron levantarse a la hora buena y sacudirse las dos derrotas sufridas durante la temporada regular ante los 49 que hoy tuvieron que decir adios a sus aspiraciones de estar presentes en el Super Tazón 56.

Gran trabajo de RAMS dentro de la cancha

Pero no se haría justicia al conjunto de Angeles Rams si no se reconoce el gran trabajo desplegado en el emparrillado por Matthew Staford, quien lanzó para 337 yardase hizo dos ‘touchdowns’ y el receptort abierto Cooper Kupp, quien brilló en forma particular habiendo logrado 11 recepciones y 2 anotaciones.

Un momento clave que decidió al final el partido en favor de Rams fue cuando Aron Donald logró desviar un pase que no pudo interceptor Jimmy Garoppolo terminando con las aspiraciones de los visitantes del Golden Gate.

Por quinta ocasión

Esta es la quinta ocasión que Rams llega a esta instancia y buscarían apenas su segundo título en la historia.

No obstante si la victoria de Angeles Rams y la derrota de los 49 de San Francisco fue sorpresiva, tomando en cuenta los antecedents, la derrota de Kansas City Chiefs (Jefes de Kansas City) ante Cincinnati Bengals (Bengalíes de Cincinnati) debiera calificarse como una sorpresa mayúscula.

Y es que pese a juga en su estadio (el Arrowhead) y haber sido el equipo número uno de la liga, los Bengalíes los derrotaron en tiempos extras para llegar por tercera ocasión a un Super Bowl. En los dos anteriores fueron derrotados por los 49 de San Francisco y no cabe duda que la historia puede ser caprichosa e incierta.

Sorpresa mayúscula la eliminación
de los Jefes de Kansas City

Del juego entre los Jefes de Kansas City y los sorprendentes Bengalíes de Cincinnati baste hacer mención que los primeros ganaban 21-3, jugando en su estadio con su público, pero el destino parecía escrito para una de las más increíbles remontadas en la historia de este deporte y los campeones de la temporada regular terminarían perdiendo por 24 a 21 puntos, por ¡increíble que parezca!.

El caso es que el Super Tazón LVI a jugarse el domingo 13 de febrero  en el SoFi Stadium de Inglewood será inédito y una vez más se confirma que en el deporte no hay nada asegurado para nadie y todo tiene que ganarse dentro de la cancha de juego.