Por lo menos dos de los seis aspirantes a la alcaldía de Chula Vista impulsan desde ahora sus campañas hacia las elecciones primarias de junio próximo. Uno lleva la ventaja en fondos de campaña, pero la otra destaca por el apoyo de conocidos demócratas locales y estatales.

Ammar Campa Najjar informó este miércoles que reunió al menos $110,000 dólares para su campaña, principalmente contribuciones menores de $50 dólares cada una, lo que considera un respaldo de su base electoral, que también apoyan dos sindicatos.

Son 1,500 contribuciones de campaña en cuatro meses y, según el propio precandidato, esto lo coloca en ventaja de dos a uno sobre su rival más cercano a la alcaldía.

Campa Najjar aspira a convertirse en el primer latino árabe estadunidense que ocupe un puesto de elección no solo en Chula Vista, sino en el país. Es el único que por ahora considera la ventaja de apoyar a los inmigrantes.

Propone, entre otros proyectos, traer una universidad de Chula Vista, adecuar el anfiteatro para que albergue juegos de la Copa Mundial.

Por su parte Zaneta Salde Encarnación también inició proselitismo y en su portal de campaña presume que se han manifestado su apoyo la alcaldesa saliente, Mary Casillas Salas; la supervisora del condado en la región, Nora Vargas; y la presidenta del senado de California, Toni Atkins.

También la presidenta de la Confederación Laboral de California, Lorena González; la alcaldesa de National City, Alejandra Sotelo Solís, y el concejal Steve Padilla de Chula Vista, entre otros.

Zaneta Salde Encarnación es jefa de personal en Southwestern College y sus prioridades son llevar la economía de la ciudad a mejores niveles que los que tenía antes de la pandemia, hacer que el ayuntamiento trabaje para beneficiar a los residentes y que los vecindarios de Chula Vista sean seguros y asequibles.

Del resto de precandidatos, por ahora la actual concejal Jill Gálvez se ha comprometido a llevar a la alcaldía su estilo práctica de trabajo en el consejo de gobierno de la misma ciudad.

El ex concejal Rudy Ramírez, pequeño empresario y líder de empresarios sobre la calle Main, dice que cuenta con la experiencia de haber ayudado a la ciudad a resurgir económicamente de la recesión de 2007.

Ramírez planea mejorar los vecindarios y los sistemas de seguridad y de bomberos de Chula Vista.

Los otros dos aspirantes, el actual concejal John McCann y el pequeño empresario Spencer Cash, solo se han postulado sin lanzar campañas.

Los seis aspirantes buscan sustituir en el cargo a la alcaldesa Mary Casillas Salas, quien hizo historia como la primera alcaldesa latina de Chula Vista. Mary Casillas Salas dejará el cargo en diciembre después de haber servido a la ciudad durante dos periodos a partir del 2014.