El gobernador Gavin Newsom nombró a la supervisora del condado Nora Vargas para integrarse a la Junta de Recursos del Aire de California (CARB).

Vargas dijo al recibir el nombramiento que trabajará por la calidad del aire, la salud de los californianos y la justicia ambiental.

La junta de 16 integrantes supervisa la protección del público frente a la contaminación del aire y elabora políticas estatales contra el cambio climático.

Vargas agradeció el nombramiento al gobernador y dijo que espera “trabajar con él en la implementación de futuras políticas orientadas a la equidad” ambiental.

La vicepresidenta de la junta de supervisores del condado de San Diego también agradeció a su colega Nathan Fltercher, presidente del concejo, “por mostrar el camino y servir previamente en esta capacidad” de miembro de la Junta de Recursos del Aire de California.

Durante su primer año como supervisora en el 2021, Nora Vargas creó la primera Oficina de Justicia Ambiental y Climática en la región y presentó varias iniciativas para resolver problemas ambientales en la región, incluida la región fronteriza y binacional.

La supervisora Vargas ha dicho en entrevistas que la calidad del aire a menudo varía según el código postal en que viven las personas.

Vargas se refiere como ejemplo a los códigos postales cercanos a las garitas fronterizas, donde decenas de miles de vehículos tienen que permanecer formados durante horas, incluidos los camiones de carga comercial que usan diesel.

Nora Vargas es la representante del distrito 1 en el concejo de supervisores, que incluye las zonas fronterizas de Otay Mesa y San Ysidro en los límites con México.

Es la primera mujer inmigrante de color que forma parte del consejo de supervisores y que ocupa el cargo de vicepresidenta.