La empresa de recolección de basura Republic Services simplemente ha ignorado peticiones de devolver a unos 50,000 residentes de Chula Vista el dinero que cobró por servicios sin proporcionar durante una huelga de un mes entre diciembre y enero.

La ciudad de Chula Vista citó a representantes de esa compañía para una reunión en la que hablarían sobre esos cobros, pero la empresa ignoró la cita.

La administradora de la ciudad, María Kachadoorian, ahora trata de acordar con Republic una fecha de reunión para presentarle la petición de que devuelva el dinero mediante crédito a los residentes de la ciudad.

Mientras tanto Republic Services y su subsidiaria Allied Waste Systems todavía no responden a una demanda colectiva ante la corte federal en San Diego por el mismo cobro de servicios no proporcionados.

La demanda colectiva acusa a Republic y Allied de enriquecimiento ilegal al cobrar por servicios que no proporcionaron, y de violar las leyes estatales que regulan la competencia comercial injusta en California.

La demanda exige compensación y que Republic cubra los costos de abogados en la demanda.

En la demanda colectiva participan el Grupo Legal Hariri de San Diego y el Grupo Jurídico Khashayan de Vista.

Unos 150 empleados de Republic sostuvieron una huelga del 17 de diciembre al 17 de enero en demanda de mejores condiciones de trabajo.

La huelga terminó cuando Republic aceptó aumentar $5 dólares por hora a lkos trabajadores en contrato de 10 años, pero la empresa cobró el mes de huelga como si hubiera proporcionado servicios.

La demanda colectiva dice que la falta de servicios fue particularmente difícil durante la temporada de fiestas navideñas y que los residentes tuvieron que llevar ellos mismos los desechos a los basureros ante la falta de servicios.