El aguacate de México todavía llena góndolas en supermercados en el condado de San Diego pero ahora su importación se ha detenido.

El gobierno de Estados Unidos suspendió temporalmente el ingreso del llamado “oro verde de México”, luego de que un funcionario agrícola estadunidense asignado a inspeccionar embarques de aguacate en el estado de Michoacán recibiera amenazas en llamadas telefónicas a un celular oficial del Departamento de Agricultura (USDA).

La suspensión es “hasta nuevo aviso”, de acuerdo con versiones oficiales.

La USDA no lo informó en Estados Unidos, pero su contraparte en México, la Secretaría de Agricultura, divulgó un comunicado que confirma la suspensión.

“Las autoridades sanitarias de Estados Unidos tomaron la decisión luego de que uno de sus funcionarios, que realizaba inspecciones en Uruapan, Michoacán, recibiera un mensaje amenazante en su celular oficial”, informó la secretaría mexicana.

Ninguna de ambas partes reveló en qué consistieron las amenazas.

La USDA y los Servicios de Inspección de Salud Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de Estados Unidos informaron sobre la suspensión a los productores de aguacate de Michoacán.

El gobierno de México informó que en las últimas seis semanas, productores de Michoacán exportaron más de 135,000 toneladas de aguacate a Estados Unidos.

El aguacate mexicano es el que más se vende en las fechas del Súper Tazón porque el juego coincide con la temporada de exportación del aguacate michoacano.

El estado de Michoacán ha visto un recrudecimiento en enfrentamientos armados de carteles rivales que también obligó a un desplazamiento de al menos 15,000 personas a Tijuana en busca de asilo a Estados Unidos el año pasado.

Los carteles rivales, Carteles Unidos y el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) obligan a los productores de aguacate a pagar cuotas en efectivo por permitirles usar carreteras que esos grupos controlan.