Unos 50 funcionarios de México y Estados Unidos acordaron agilizar la construcción de la
garita de cuota Otay 2, unas tres millas al este de la actual garita de Otay.
En reunión en la zona donde será construida la garita, los funcionarios de alto nivel se
comprometieron a concluir los trabajos en año próximo, en vez de terminar en el 2024,
como estaba originalmente planeado.
El encuentro lo encabezaron el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, la
gobernadora de Baja California, Marina del Pilar Ávila Olmeda, y vicegobernadora de
California, Eleni Kounalakis.
En encuentro cerca del lugar donde ser construida la garita — donde desemboca ya una
carretera estatal de California, la 111–, los asistentes votaron por adelantar los trabajos y
concluirlos el año próximo.
El embajador Salazar se abstuvo de dar declaraciones en el encuentro, mientras que la
gobernadora Marina del Pilar Ávila informó que “México ya adquirió el 90 por ciento de
los terrenos que se necesitan para la garita”, y que espera que “el restante 10 por ciento se
consiga pronto mediante ofertas a las familias que viven en el área”.
“Definitivamente es uno de los proyectos más importantes a lo largo de la frontera y el más
importante de la frontera para Baja California”, dijo la gobernadora.
Funcionarios de comunicaciones y transportes del gobierno federal de México informaron
que están listos para construir la carretera que lleve a la nueva garita.
Representantes del Banco de Desarrollo de Norteamérica (NadBank), presentes en el
encuentro, confirmaron que como institución que financia el proyecto ya cuentan con
fondos tanto disponibles como en trámite para impulsar la construcción.
La garita de Otay 2 será de cuota y contará con tecnología de punta que permita agilizar el
cruce tanto de vehículos particulares como de camiones de carga comerciales.
Las tarifas que se mencionan por ahora van de 5 a 20 dólares pro auto particular y de 25 a
50 dólares por camión de carga.
La zona del condado de San Diego donde se construirá la garita se perfila para varios
proyectos de desarrollo económico en la frontera.