Ante el próximo arribo de la primavera y en especial en la temporada de calor del Verano, hay que estar muy alerta

SAN DIEGO.- Cuando comenzaron a ocurrir los primeros brotes de coronavirus en California, a principios de 2020, la comunidad y el gobierno de San Diego (el gobierno municipal y las autoridades de salud del Condado) de inmediato voltearon hacia lo que ha sido recurrente y que podría esparcirse más rápidamente de lo que ya estaba sucediendo: 

La presencia de miles de personas que no cuentan con un techo donde vivir (conocidos como ‘homeless’), hombres y mujeres de todas las edades y grupos étnicos que deambulan de un lugar a otro por las calles de las 18 ciudades y áreas no incorporadas del condado de San Diego.

Pero conforme se fueron revelándose los casos y los informes arte de las agencias de salud del condado de San Diego, de California y federal, no pareció que el llamado COVID-19 se incubara, al menos de manera evidente, en este grupo.

“No, olvídate, son bien cuerudos”, respondió un periodista en referencia a su típica resistencia inmunológica cuando se le mencionó el fenómeno que estaba ocurriendo.

Un acercamiento microscópico de la bacteria causante de la Shigelosis. Foto-Cortesía: CDC.

El verdadero peligro 

El llamado no quedó solo en eso sino que se unieron las autoridades de salud del Condado y la Ciudad de San Diego para trabajar en un plan que les  llegar a los sitios de potencial exposición y áreas de servicio de ‘los homeless’ como medida de prevención para evitar una eventual propagación de la enfermedad, haciendo limpieza sanitaria en baños, servicio de alimentos, etcétera.

Pero la verdadera señal de alerta ocurrió, en el caso de ‘los homeless’ ocurrió  durante la segunda semana de octubre del año pasado cuando el Condado de San Diego emitió un aviso dirigido a la población en el sentido de que había surgido un brote de “shigela”  y que estuvieran ante nuevos y  potenciales casos de ‘shigela’ que podrían presentarse, dado que ya habían ocurrido con anterioridad.

Se mantiene “en la línea de base histórica”

De acuerdo con la publicación del condado San Diego County News Center “El ultimo caso de shigela relacionado con el brote se identificó el 11 de diciembre de 2021, y durante más de un mes, los casos se han mantenido en la línea de base histórica, que es no más de un caso por semana en personas sin hogar”.

De acuerdo con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), “la infección por Shigela causa un erstimado de 450,000 casos de diarrea en los Estados Unidos cada año, y el tratamiento resulta en un estimado de $93 millones en costos médicos directos al año”.

Pero qué es la shigela y por qué ocurre en las personas

La disenteria o shigelosis, una enfermedad muy contagiosa, se produce a causa de la bacteria y se propaga a menudo por medio de las heces fecales (excremento), alimentos contaminados o agua sucia y por contacto directo con otra persona contagiada, que, por cierto, son circunstancias que suelen rodear el medio ambiente de las personas que no tienen casa para procurer medidas de higiene necesarias para la buena salud.

Tomar medidas de higiene, en la familia o de manera individual, es una medida clave de prevención de esta enfermedad. Foto-Cortesía: CDC

Cuáles son sus síntomas

La infección llamada Shigelosis al ser causada por la bacteria conocida como Shigela suele manifestarse con diarrea continua (en ocasiones con sangre), podría manifestarse con fiebre, dolor abdominal y urgencia por defecar y sus síntomas suelen durar alrededor de una semana, cuando no se trata de una enfermedad grave o se relaciona con otros padecimientos preexistentes o eventuales complicaciones. 

Recomendaciones para su prevención:

Al igual que en el caso del COVID-19, los CDC recomiendan el lavado de manos con frecuencia, con agua con jabón, por al menos 20 segundos, especialmente antes de comer o preparar los alimentos para otros, y después de  defecar o evacuar.

También es muy importante evitar, en lo posible, que los niños (y adultos) traguen agua en las albercas o sitios donde se bañan, algunos de los cuales suelen no tomar las medidas de higiene indispensables.

Solamente vale hacer mención que con el ya próximo arribo de la primavera y particularmente el verano, la temporada de calor suelen ser aliados de enfermedades bacterianas como la Shigelosis y por lo tanto deben extremarse las medidas de prevención, más cuando tenemos aún enfrente la pandemia de COVID-19.

Fuentes de información: CDC, Manual Merck, Mayo Clinic.org, San Diego County News Center.