Hasta 15 mil dólares cobran por cruces ilegales

TIJUANA.- Más de 53 mil personas han sido detenidas en menos de cinco meses por haber ingresado ilegalmente a Estados Unidos por algún punto del Sector San Diego, así lo señala la estadística de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.

Hay migrantes que se arriesgan por su cuenta pero otros pagan miles de dólares por realizar un viaje peligroso que no les garantiza llegar a suelo estadounidense.

Encargados de albergues migrantes en Tijuana coincidieron que los llamados “polleros” cobran hasta 15 mil dólares a las personas en movilidad, sin importar que en el trayecto puedan perder hasta la vida.

El mar es una de las rutas seleccionadas por los traficantes de personas por ello se han realizado cruces ilegales a través de balsas que no siempre cuentan con equipos de emergencia para hacer frente a un accidente.

El mar es una de las rutas seleccionadas por los traficantes de personas. Foto archivo CBP

Hay evidencia de que las embarcaciones clandestinas se han volteado e incluso han fallecido personas en territorio estadounidense.

La representante en Tijuana del albergue “Ejército de Salvación” recordó que muchas de las personas en situación de movilidad gastan los ahorros de su vida para pagarle a los llamados “polleros”.

“Algunos han tenido que vender propiedades o algún negocio que estaban trabajando pues llegan y se enfrentan con las extorsiones y tienen que pagar para venirse hasta aquí, por lo menos”, declaró Saraí Martínez, representante del albergue Ejército de Salvación.

RIESGO EVITABLE

Un grave peligro corre la comunidad migrante cuando intenta realizar este tipo de ingresos por desiertos y costas.

Los representantes de los refugios han tratado de persuadirlos para que desistan de alcanzar el “sueño americano” de cualquier forma ilegal.

“Porque pueden ser abandonados en el mar, en el desierto, en La Rumorosa, como organizaciones lo que les decimos es que no se arriesguen, que tengan mucho cuidado y que ahí están las consecuencias por una decisión que toman las y los migrantes para ingresar de manera ilegal”, señaló un encargado de albergue mexicano.

Asociaciones pro migrantes estiman que más de doscientas mil personas viven de forma ilegal en el Condado de San Diego, cuarenta mil de ellos fueron menores de edad traídos por sus padres de manera irregular y el resto son adultos.   A pesar de las estadísticas aún es difícil determinar cuántas personas han ingresado a territorio estadounidense por tierra o mar de manera irregular