L

a depresión (se define, de manera más frecuente), como un trastorno emocional que puede afectar a cualquier persona, sin importar su edad o contexto social. Las autoridades sanitarias estiman que en el mundo cerca de 280 millones de personas se enfrentan a esta situación.

Además, la depresión es la principal causa de suicidios a nivel mundial, afectando más a las mujeres que a los hombres.

En muchas ocasiones, la depresión puede ser pasada por alto al confundirla con tristeza o desanimo, por lo que no se toman acciones a tiempo.

 Este trastorno se caracteriza por:

• Un bajo estado de ánimo

• Pérdida de interés o placer por las cosas

• Pérdida de peso sin motivo aparente

• Alteración del sueño,

• Falta de energía y cansancio

• Pensamientos de muerte recurrentes

¿Qué puedo hacer si conozco o sospecho que una persona tiene depresión?

Una de las primeras acciones, como miembros del entorno de una persona con depresión, es ser detallistas y observadores de cada cambio. Puede suceder, en muchos casos, que quien está deprimido ni siquiera es consciente de su condición.

• Identifica sus cambios de humor, desánimo, falta de apetito, aislamiento, entre otras actitudes que puedan ser fuera de lo normal y que podrían indicar que la persona no está pasando por un buen momento.

• Si ves estos diferentes signos de alerta, habla con la persona que puede estar pasando por depresión, para poder escuchar lo que está sintiendo. Es importante que tomes una actitud calmada y paciente, con la que demostrarás tu disposición por entender lo que está sucediendo.

• Estas conversaciones muchas veces no serán sencillas, ya que la depresión es una afección distinta en cada persona, por lo tanto, es difícil de comprender incluso para la persona que lo vive.

Fuente de información: infopalante.org

Fuente de la imagen: infopalante.org