SAN DIEGO.- En el este del Condado de San Diego se han detectado la mayoría de los dispensarios ilegales de marihuana que se instalan en la región.

Grupos que operan de manera clandestina estos establecimientos se colocan con mayor frecuencia en zonas residenciales y cerca de escuelas, así lo han confirmado las autoridades.

“Estas tiendas de drogas ilegales aparecían cerca de nuestras escuelas e iglesias lo que hacía que los residentes del este del condado se sintieran inseguros en sus propios vecindarios”, señaló Joel Anderson, supervisor del Condado de San Diego.

En 2019 operaban hasta 30 establecimientos de venta ilegal de marihuana pero en los últimos tres años han sido cerrados.

“Cerrar los dispensarios de marihuana no regulados requirió un nuevo nivel de innovación y colaboración”, informó  Summer Stephan,  fiscal de Distrito del Condado de San Diego.

Más de 170 operativos contra dispensarios ilegales de marihuana han realizado las autoridades en los últimos 3 años. Foto Cortesía

En el último trienio, la Fiscalía, el Departamento del Sheriff, la Policía y la Junta de Supervisores del Condado de San Diego han trabajado en conjunto en más de 170 operativos.

Las primeras operaciones del grupo de trabajo se centraron en la zona de South Bay y a través del enlace realizado con el Departamento de Policía se eliminaron dispensarios ilegales que operaban en Chula Vista y sus alrededores.

“Todos estaban trabajando duro para lograrlo pero no fue hasta que reunimos a todos los involucrados en el cumplimiento de la ley, expertos en impuestos y en el cumplimiento normativo, todos trabajando juntos, fue cuando tuvimos más efectos duraderos”, recalcó Summer Stephan.

ENJUICIADOS

El Departamento del Sheriff de San Diego señala que se han procesado a 70 individuos relacionados con la venta y distribución ilegal de marihuana de los cuales 19 se han declarado culpables de operar en edificios con drogas así como de posesión ilegal de narcóticos y armas de fuego.

La lucha contra los dispensarios ilegales de marihuana también evita robos, extorsiones y asesinatos. 

“Esto beneficia a las comunidades plagadas de estos negocios no regulados que permiten el acceso de jóvenes y fomentan un ambiente comparado con el salvaje oeste donde se han producido robos a mano armada, extorsión y homicidios”, reveló Kelly Martínez, jefa interina del Departamento del Sheriff del Condado de San Diego. Autoridades del condado continuarán con estas labores para evitar que se sigan generando millones de dólares de ganancia sin pagar impuestos y evitar la venta de productos no regulados que pueden contener sustancias tóxicas.