Steve, un joven residente de Chula Vista, dice que por ahora ahorra más de un tercio de lo que consume en gasolina al llenar su tanque en Tijuana y no en el condado de San Diego.

“Aquí –en Tijuana—el galón de gasolina está más barato que en cualquier lugar del condado de San Diego; aquí pagas $3,80 por galón, mientras que el Chula Vista o San Diego, venden la más barata en $6”, dijo Steve a Chula Vista Today.

El auto modelo compacto de Steve se llena con 11 galones y el combustible le dura una semana para ir a trabajar y su desempeño regular, como ir al supermercado.

Con calculadora en mano, Steve dice que la diferencia de llenar su tanque en Tijuana y no en el condado de San Diego “es que aquí lleno con 41 dólares, y allá lleno el tanque con alrededor de 65 dólares”.

Aunque lamenta el tiempo que tiene que esperar en fila de automóviles para cruzar de regreso la frontera.

Pese a ese inconveniente, Steve está muy lejos de ser el único residente del norte de la frontera que cruzar al sur en busca de combustible más barato.

En la gasolinera Tesoro en la colonia Libertad de Tijuana, la empleada María Guadalupe Quezada dijo a El Latino que “ahorita siete de cada diez clientes vienen con placas del otro lado” de la frontera.

Dijo que son los propietarios de vehículos grandes quienes más ahorran. “Vienen algunas pickup grandotas que les caben unos 30 o 40 galones, imagínese todo lo que ahorran”, dijo. Serían entre 65 y 88 dólares de diferencia por el tanque lleno.

Un hombre con una pick up grande con matrículas de California, pero que no quiso identificarse, dijo que son precisamente quienes manejan ese tipo de vehículos quienes más consumen.

“Si tienes un auto pequeño o mediano, puedes recorrer unas 25, 30, tal vez 35 millas por galón, pero cuando tienes un vehículo como el mío, un galón de combustible te rinde nada más para unas 9 millas”, explicó.

En la gasolinera Tesoro en la misma colonia Libertad, el empleado Gilberto dijo que toda esta semana aumentó el número de clientes de San Diego que llega a consumir gasolina.

“Vienen con placas de California unos 7 de cada 10 clientes, la mayoría con carros grandes, y sí, es su conversación más frecuente”, dijo Gilberto.

“Me dicen ‘oiga, allá llené la semana pasada con 200 dólares y aquí me salió en 125, o 120’”, recordó.

El líder de los propietarios de gasolineras de Tijuana, Alejandro Borja Robles, dijo que el aumento de compras de gasolina entre visitantes puede llevar a que también en Tijuana aumente el precio.