La junta de supervisores aprobó por unanimidad el martes responder con nuevas medidas a una auditoría estatal que señala al condado por una gran cantidad de muertes bajo custodia y advierte que las “deficiencias” de los guardianes pueden haber contribuido a esas muertes.

La junta aprobó la adopción de recomendaciones de una auditoría estatal que identifica a San Diego como el peor condado para el cuidado de las personas detenidas en las cárceles.

“Una temporada en la cárcel no debería costarle la vida a nadie”, dijo Nathan Fletcher, presidente de la Junta de Supervisores; La vicepresidenta Nora Vargas dijo que las siete cárceles del condado necesitan más transparencia y rendición de cuentas.

En los últimos 15 años, las cárceles del condado han matado a 185 detenidos bajo custodia, más que casi cualquier otro sistema carcelario del estado.

Las cárceles del condado de San Diego tuvieron la mayor cantidad de muertes en 2021.

“Estoy desconsolado e indignado por la gran cantidad de muertes en las cárceles de nuestro condado”, dijo Vargas.

Los supervisores aprobaron adoptar las recomendaciones del Auditor Estatal al revisar el Departamento del Sheriff de San Diego a principios de este año.

La junta promulgará las recomendaciones de la auditoría estatal de las cárceles locales y hará que el condado trabaje con la Junta de Revisión de Cumplimiento de la Ley de Ciudadanos para hacer cumplir las nuevas medidas.

La auditoría estatal dice que “nuestra revisión identificó deficiencias en la forma en que el departamento del alguacil brinda atención y protege a las personas encarceladas, lo que probablemente contribuyó a las muertes bajo custodia”.

Agrega, “creemos que la legislatura debe tomar medidas para garantizar que el departamento del alguacil implemente cambios significativos”.