Al partir anoche de San Diego, el videografo Jonathan Brook dijo que va con la misión de entregar ayuda humanitaria y rescatar a sus suegros, refugiados en su apartamento en Kiev.

Dijo que cuando sus suegros se comunican con su esposa, en video llamadas se pueden escuchar detonaciones de bombardeos.

Brook, conocido como videografo de temas humanitarios, lleva unas diez bolsas militares de lona repletas de artículos que podrían usar los rescatistas ucranianos.

Explicó que viaja a Varsovia, Polonia, donde se unirá a una caravana de ayuda humanitaria que llegará a la frontera de Ucrania.

A partir de su llegada a los límites con Ucrania, Brook dijo que planea colaborar en labores humanitarias en tanto averigua la forma en que podría encontrarse con sus suegros para traerlos a San Diego.

Kiev, la capital de Ucrania, es esta semana blanco de fuertes bombardeos rusos, pero despachos noticiosos indican que cerca de dos millones de residentes rechazan o no han podido salir de la ciudad, que heroicamente resiste el asedio ruso.

Brook y su esposa mantienen en redes sociales contactos que podrían ayudar a los padres de ella a acercarse a la frontera polaca, donde Jonathan Brook los podría encontrar.

El matrimonio ucraniano puede entrar a Estados Unidos con permiso humanitario que los exenta de la medida Título 42, y podrán permanecer en el país por lo menos año y medio, gracias a que la administración del presidente Joe Biden otorga a los ucranianos TPS o Estatus de Protección Temporal ante deportaciones.