En consulta pública del gobierno de NC; opiniones se llevarían al Concilio entre abril o mayo próximo

NATIONAL CITY.- “Amamos a la comunidad de National City y tener la oportunidad de estar cara a cara, lo que no habíamos podido hacer, por mucho tiempo por el COVID”.

Lo anterior respondió Tony Winney, Asistente del Administrador de la Ciudad, al ser entrevistado en la apertura de la consulta pública a la comunidad de National City para que ofrezcan su opinión de en qué se deben invertir los fondos remanentes disponibles, por $3 millones, de la Ley del Plan de Rescate Estadounidense (ARPA).

“Estamos buscando retroalimentación (de la comunidad)”, indicó Winney quien adelantó que los resultados de la junta comunitaria efectuada la tarde del jueves 17 de marzo en el Gimnasio Camacho del Parque de la Palm, serán puestos a consideración del Cabildo de National City.

Residentes de la ciudad de National City dialogan con respecto a las prioridades de obra.

Y en efecto, se trata de fondos de capital único para mejoras, “lo que significa que no se puede usar durante los próximos dos años o más”, se advierte en un folleto entregado durante la junta comunitaria por el gobierno local y que muestra impreso al frente del mismo, el objetivo principal: “Together We Plan National City” (Juntos Nosotros Planeamos National City).

“Estamos ayudando a integrar los deseos de la comunidad”

Por su parte, Roberto Yano, director de Obras Públicas e Ingeniería del gobierno de la ciudad de National City, indicó que“estamos ayudando a integrar los deseos de la comunidad para hacer decisiones correctas sobre este dinero y tenemos el privilegio de que nos toca implementar lo que (la comunidad) diga”.

Respecto al motivo por el que los dos funcionarios entrevistados acudieron a la junta comunitaria mencionada afirmó que “ambos trabajamos para la comunidad y la comunidad no está está diciendo qué es lo que quiere. El Concilio o Cabildo tomará la decisión, cuando escuche los resultados de esta interacción. El Concilio determina qué es lo que quiere hacer basado (en estas opiniones) y entonces hacemos el proyecto y lo implementamos”.

De izquierda a derecha: Roberto Yano, director de Obras Públicas e Ingeniería de la Ciudad y Tonny Winney, Asistente del Administrador de la Ciudad.

Se termina el plazo

Y precisó el funcionario: “Todo se está hacienda bajo el tiempo del presupuesto del año fiscal de 2023. Entonces todo esto se va a llevar al concilio como en abril o mayo,luego se determina el presupuesto. y luego ya cuando ya se apruebe. el próximo año fiscal que empieza en julio (próximo), ya empezamos a implementar las obras”

En el folleto de información se aclara que estos fondos aprobados por la legislatura federal no pueden emplearse para “financiar costos continuos como el personal para operar la piscina o los oficiales de policía para abordar la situación de las personas en situación de calle. (Sin embargo), algunos ejemplos de situaciones que califican son la compra de equipos, o mejoras a las instalaciones de la ciudad”.

Ampliación y reparaciones de emergencia a la piscina

En este sentido, se agrega que “el Concejo Municipal ya aprobó $8 millones para ampliar y hacer reparaciones de emergencia a la piscina y para construir nuevos vestidores y baños” (en la alberca localizada en el Parque de la Palm).

Además de las obras que han sido solicitadas para el Parque de la Palma como son “una nueva plaza para hacer ejercicio accessible conforme a la Ley Estadounidense con Discapacidades (ADA, por sus siglas en inglés); una nueva área para hacer yoga junto al Gimnasio Camacho y una nueva área “para chapotear” y zona infantil en la piscina, se encuentran la propuesta para el parque Kimball. “Un nuevo parque para perros y mejor iluminación en el área de juegos y en el campo de béisbol”:.

Asistentes a la junta comunitaria leen con cuidado el contenido del folleto respecto a los detalle de la consulta pública.

Y para mejoras a la ciudad sobresalen: “Nuevo equipo de apoyo para proveer servicios para personas en situación de calle; Internet de banda ancha rápido y gratuito en parques de la ciudad; reparación de calles y callejones; subvenciones para pequeños negocios y organizaciones sin fines de lucro afectados por el COVID-19 y mayor contribución al Fondo General de la Ciudad para servicios básicos como policía y bomberos, entre otras demandas. La última palabra la tendrá, sin embargo, el Cabildo de National City, faltando aún por recoger las opiniones vertidas durante la junta comunitaria. Una cosa es clara como adelantó la alcaldesa Alejandra Sotelo Solís: “¡si estos fondos no se usan, se perderán! Y quedarían, incluso, como deuda de la Ciudad.