El condado de San Diego se prepara ante una variante silenciosa de Omicron, más contagiosa, que de acuerdo con científicos es muy probable que ya encuentre entre la población pero es una cepa que toma tiempo identificar.

El sumario diario de la Agencia de Servicios Humanos y de la Salud del condado todavía no registra ningún caso de Omicron Stealth o BA.2.

Sin embargo, la empresa de laboratorios que aplica las pruebas para detectar el Covid, la Helix, considera que la variante ya está presente, pues en solo dos semanas se ha convertido en la predominante en muchas regiones del país, incluido el estado de California.

El Centro para el Control de las Enfermedades (CDC) informó que esta semana la versión Stealth de Omicron cuenta por el 35 por ciento de los nuevos casos positivos en el país, y es la variante dominante en el noreste de la nación.

Los científicos le llaman versión sigilosa porque fue capaz de comenzar a extenderse sin que inicialmente la percibieran los sistemas de detección de la comunidad científica.

El CDC no tiene una cifra específica sobre contagios de Omicron Stealth en California, sin embargo une a este estado con otros como región.

La agencia dice que en la región que incluye a California, Arizona y Nevada, el índice actual de contagios por la Omicron Stealth es del 27.7 por ciento para el CDC, y esto representa al menos 10 por ciento más que la semana anterior en la misma región.

La Helix dice por su parte que en algunas zonas del noreste la nueva variante cuenta pro entre 50 y 70 por ciento de los nuevos casos.

El director del Instituto Nacional de Enfermedades Contagiosas, doctor Anthony Fauci, , dijo este fin de semana en entrevista en televisión que la variante BA.2 es más contagiosa que la Omicron original, pero no es más peligrosa.

El doctor Fauci explicó que la nueva versión podría convertirse pronto en la dominante porque es “un 50 o 60 por ciento más contagiosa” que Omicron original, o BA.1. Pero el también asesor presidencial reiteró que la Omicron Stealth puede ser más contagiosa pero sin ser más peligrosa, pues “cuando usted observa los casos, no parecen ser más graves y no parecen evadir las respuestas inmunitarias, ya sea por vacunas o infecciones”, dijo.