El Departamento de Estado pidió a los ciudadanos estadunidenses que planean viajar a Baja California que lo reconsideren porque el crimen organizado se pelea la plaza, ha habido bajas inocentes, y algunos estadunidenses han sido secuestrados.

“Las organizaciones criminales transnacionales compiten en la zona fronteriza para establecer rutas de narcotráfico y contrabando de personas. Los delitos violentos y la actividad de pandillas son comunes”, declaró el Departamento de Estado sobre Baja California.

Recomendó que los viajeros permanezcan en las carreteras principales y eviten lugares remotos.

Pero advirtió que “de particular preocupación es el alto número de homicidios en las zonas no turísticas de Tijuana. La mayoría de los homicidios parecían estar dirigidos; sin embargo, los asesinatos de organizaciones criminales y las disputas territoriales pueden provocar que los transeúntes resulten heridos o muertos”.

Estableció una serie de reglas que deben seguir los empleados estadunidenses que visitan o transitan por Baja California, en especial al viajar al Valle de Mexicali “debido a la mayor posibilidad de violencia entre facciones de carteles rivales” en esa zona.

Las recomendaciones para funcionarios y empleados estadunidenses mencionan las carreteras que conviene recorrer y los horarios en que es preferible viajar.

El Departamento también recomienda que los estadunidenses no se distancien de las zonas turísticas.

El anuncio fue presentado en vísperas del receso de primavera o spring break que es de lunes a viernes la próxima semana.

Los estudiantes tradicionalmente incluyen este fin de semana y el primer fin de semana de abril.