Una coalición de activistas y el Banco de Alimentos de San Diego regalarán el miércoles por la mañana a conductores hasta 50 dólares en gasolina y alimentos a residentes que ganan menos de $75,000 anuales.

La iniciativa “Gas me up” se llevara a cabo de 7 a 10 de la mañana, hasta agotar un fondo de $15,000 en gasolina, dijo el impulsor del evento, Shane Harris, presidente de la Asociación Popular de Defensores de la Justicia.

El evento será en la estación de gasolina Arco del 765 de la Calle E en Chula Vista.

“Van a pasar 16 vehículos a la vez y la policía de Chula Vista nos ayudará para que el evento sea ordenado”, dijo Harris.

El activista dijo que ha pedido al gobernador Gavin Newsom y a la legislatura de California que acuerden ayuda para las personas más necesitadas ante la escalada de precios de la gasolina.

“Esta es una emergencia, y mientras el gobernador y la legislatura nos responden, vamos a poder gasolina en los tanques y alimento en las cajuelas de los residentes de escasos recursos del Sur de la Bahía ahora mismo”, dijo Harris.

El abogado John Gómez, el principal patrocinador del evento, dijo recordar que como hijo de madre soltera que creció en Chula Vista, nos ajustábamos a los gastos, tanto para gasolina y tanto para alimentos.

“Estoy muy consciente de las luchas que las familias enfrentan estos días”, dijo el abogado de accidentes vehiculares al explicar su participación.

La regidora Jill Gálvez, de Chula Vista, elogió que el evento “generoso va a ayudar a muchas familias de la ciudad”.

Dijo que las familias trabajadoras sufren al enfrentar el costo actual de la gasolina.

Al precio actual del combustible, en el evento del miércoles se distribuirán unos 2,500 galones de gasolina y alimentos.

Esta es la segunda vez que la coalición tiene este tipo de evento. En la primera ocasión se entregaron 3,000 galones de combustible.