En un informe en que demostró que la pandemia va quedando atrás, el presidente del consejo de supervisores del condado, Nathan Fletcher, se enfocó en ver hacia delante con nuevas metas.

La pandemia todavía no se ha superado, pero “a pesar de todos los desafíos que nos rodean, también vemos signos de progreso real”, dijo el supervisor.

Con el 93 por ciento de la población en edad de vacunarse protegida, el condado se ha fortalecido “y cada día se hace más fuerte”, declaró.

Ahora falta contrarrestar lo que todavía queda pendiente de la pandemia.

“No voy a permitir que nadie nos haga retroceder”, declaró; “elijo el progreso, lucho hacia adelante, y espero que se unan a mí porque sé que podemos hacerlo”.

Para contrarrestar la desinformación, pidió que “por favor, obtenga sus noticias de fuentes confiables que le digan la verdad. Necesitamos la aplicación de la ley. Los valoramos y apreciamos. Ese apoyo nunca se rendirá”.

El supervisor dijo que “a pesar de lo que hayan escuchado, nunca dejamos de financiar la seguridad pública en el condado de San Diego”.

Esta es una serie de objetivos que Fletcher presentó en su segundo informe del estado del condado.

Un refugio de campaña para 150 personas sin hogar en el Complejo Rosecrans del condado, en asociación con la ciudad de San Diego y la Fundación Lucky Duck, con una fecha de apertura prevista para el 1 de julio.

Un acuerdo simplificado para la asociación con 18 ciudades destinado a ayudar a las personas sin hogar, con opciones como campamentos seguros, estacionamiento seguro, casas pequeñas, servicios de salud pública.

Una nueva instalación de tratamiento de adicciones de barrera baja en el Distrito Midway.

Explorar una ordenanza de salario digno.

Contratar más veteranos en el gobierno del condado. Un programa de experiencia al aire libre en parques regionales administrados por el condado que cubre los costos de admisión y brinda equipo, instrucción y transporte a personas y familias, como una forma de derribar las barreras a las actividades al aire libre.