Una coalición regaló a residentes de bajos ingresos de Chula Vista y del resto del Sur de la Bahía gasolina hasta por $50 y alimentos, para ayudarles a enfrentar la carestía en el precio del combustible.

Los conductores  hicieron largas filas de vehículos que pasaron ordenadamente desde el estacionamiento de un restaurante cercano a la gasolinera ubicada sobre la Calle E de Chula Vista muy cerca de la interestatal 5.

Cada conductor recibió unos ocho galones de gasolina regular, de acuerdo con el precio promedio de este miércoles, de $6.23 por galón.

La iniciativa “Gas me up” se llevó a cabo de 7 a poco antes de las 10 de la mañana, hasta que se agotó un fondo de $15,000 en gasolina, de acuerdo con el promotor del evento, Shane Harris, presidente de la Asociación Popular de Defensores de la Justicia.

El principal patrocinador del evento, el abogado John Gómez de Chula Vista, coordinó la entrega de combustible a los vehículos.

La regidora Jill Gálvez de Chula Vista se encargó por su parte de dirigir los vehículos hacia el interior de la gasolinera.

Ambos habían declarado que las familias trabajadoras de Chula Vista y del Sur de la Bahía se encuentran entre las más impactadas por la carestía en el precio de los combustibles en el condado de San Diego.

Es la segunda entrega de combustible de la coalición. En la primera ocasión entregó 3,000 galones de gasolina y comida del Banco de Alimentos de San Diego.

Según Harris, el gobernador se propone entregar $400 a conductores para ayudar ante el precio de combustibles pero hasta julio próximo, y mientras tanto las familias trabajadoras necesitan de apoyo.