El empresario y ex regidor Rudy Ramírez propone que el proyecto de la Universidad de Chula Vista arranque sin campus físico construido con investigación de proyectos críticos, para generar en interés de las comunidades filantrópica y académica en el país.

“La Universidad de California se ha estancado durante demasiado tiempo en espera que se asigne un presupuesto y eso pude tardar indefinidamente, pero si desarrollamos investigaciones críticas y si las hacemos bien, podemos despertar el interés de las fundaciones que financian investigaciones y planes de estudio en el país”, dijo Ramírez en charla con Chula Vista Today.

Dijo que una de las especialidades de la Universidad de Chula Vista podría ser el reciclaje y uso de agua reciclada ante la creciente escasez y la sequía. “Ese es un problema que más temprano que tarde vamos a tener que enfrentar todos”.

El empresario dijo que, por su ubicación, la Universidad de Chula Vista tiene que ser binacional y comenzar a generar empleos locales desde que inicien las investigaciones y proyectos de innovación.

“Si desarrollamos bien investigaciones para beneficio regional y resolvemos problemas binacionales y fronterizos, vamos a despertar interés en Harvard o Stanford, y también en las fundaciones y comunidad filantrópica que financia proyectos en esas universidades de renombre”, dijo Ramírez.

El terreno para la universidad, de 400 acres, ya está asignado en Eastlake, pero el plan se ha retrasado cerca de dos décadas.

En un artículo de opinión que publica actualmente en Times of San Diego, Ramírez y el abogado Ko Sharif, también de Chula Vista, presentaron otros detalles de su propuesta.

“Primero debemos comprender nuestra área de enfoque para la innovación, que debe estar impulsada por lo que nos brinda una ventaja competitiva”, indicaron. Ramírez y Ko explicaron que “esto debería ser algo que sea sostenible con un beneficio público y un propósito que esté estrechamente relacionado con el desarrollo económico de la ciudad y capaz de aprovechar otros activos locales como la industria, el clima y la proximidad a la frontera”.