SAN YSIDRO.- La primera de diez pequeñas bibliotecas (Little Free Lirary) proyectadas para servicio de estudiantes de escuelas del sur de San Diego fue inaugurada la tarde del viernes 8 de abril, en la escuela primaria Smythe.

Se recordó, a manera de antecedente, que desde que la Junta de Supervisores del Condado de San Diego aprobaron la iniciativa “Pequeñas Bibliotecas gratuitas” en marzo de 2021, se han creado 40 de estas pequeñas instalaciones de acervo en las comunidades locales.

En entrevista con El Latino San Diego, la supervisora del Distrito 1, Nora Vargas, indicó que el de las pequeñas bibliotecas “es un proyecto muy importante porque la lectura y redacción es sumamente necesaria para que los jóvenes puedan seguir su educación ya sea en la preparatoria, el colegio o la universidad”.

La importancia de la lectura fue puesta de manifiesto por la supervisora del Distrito 1, Nora Vargas, (de vestido azul) acompañada de dos estudiantes en la gráfica.

“Es un proyecto muy importante de las pequeñas bibliotecas”, subrayó, “porque como sabemos que más que nada que los jóvenes tengan lectura y redacción es sumamente importante para (ellos para poder seguir su educación en preparatoria, colegio o Universidad.

“Sabemos que muchas veces los niveles (de lectura) han sido muy bajos; entonces para mi es muy importante como Supervisora hacer todo lo posible por apoyar a los jóvenes”, dijo.

“El año pasado escuché que para los jóvenes era muy difícil que pudieran tener acceso a los libros”, puntualizó, y de ahí la relevancia de estas pequeñas bibliotecas.

Adelantó la también Vice Presidenta de la Junta de Supervisores que esta es una de las 10 pequeñas bibliotecas proyectadas para ser instaladas en escuelas del sur del condado de San Diego.

“Si vemos la perspectiva de equidad”, dijo la entrevistada, “muchas veces nuestros jóvenes porque sus papas trabajan tarde, o los jóvenes no pueden ir a las bibliotecas, entonces esas pequeñas bibliotecas  les dan las oportunidad de que, al salir de la escuela, poder venir, llevar un libro a casa; leerlo, devolverllo lo regresan y agarrar otro”.

Vargas insisistió en la imporancia de estas pequeñas bibliotecas al servicio de las comunidades  porque “entre más se haga la práctica de leer, mejores oportunidades tienen los jóvenes para poder leer y redactar y eso te da más oportunidades cuando eres adulto y poder competir para mejores universidades, y para la salud mental es muy importante leer, ¿te pierdes en una historia, verdad

“Estoy muy contenta de que van a tener acceso a estos libro y yo estoy comprometida a contribuir a elevar el nivel de lectura y comprensión de nuestra comunidad. Y estoy muy feliz de que van a poder tener acceso a esta oportunidad”, dijo poco antes del corte del listón inaugural y la entrevista con este semanario, la funcionaria del Condado.

De acuerdo con un reporte de prensa emitidio por el Distrito Escolar de San Ysidro, “el objetivo del programa es aumentar la alfabetización en comunidades de bajos ingresos y de color, al brindarles a los residentes más oportunidades de tener libros” y la lectura.

Y agrega que “la alfabetización es una prioridad principal” (para la supervisora Vargas), “quien defendió la idea”.

La supervisora Nora Vargas acompañada por estudiantes del plantel.

Se señala asi mismo en el comunicado que “ella ha enfatizado (sobre) la importancia de estos programas para las comunidades de bajos ingresos y de dolor, incluidas las del distrito”.

“Estas comunidades a menudo se enfrentan a obstáculos que les impiden aprovechar los servicios bibliotecarios tradicionales, como la falta de acceso al transporte y las limitaciones financieras que dificultan el acceso a Internet y la compra de libros”, se precisa.

En uno de los puntos destacados del reporte se señala aue “la Biblioteca dfel Condado de San Diego y el Condado en general, están comprometidos con la diversidad, la equidad y la inclusión que muestra ese esfuerzo. Nuestro objetivo es inspirar a los niños y animarlos a leer proporcionándoles libros en los que puedan ver personajes que se parecen a ellos”.

Y concluye: “Los libros colocados en estas estructuras son libros gratuitos y apropiados para la edad, en varios idiomas, proporcionados por valiosos socios de la comunidad, que incluyen el Consejo de Alfabetización de San Diego, Words Alive, The Children’s Initiative y Honda Dealers of San Diego. En el evento de inauguración de la primera Pequeña Biblioteca, estuvieron presentes por parte de las autoridades educativas, además de la supervisora Nora Vargas, el director de Bibliotecas del Condado de San Diego, Miguel Acosta, el director de Smythe Elementary School, Russell Little, la superintendente del Distrito Escolar de San Ysidro, Gina A. Potter, el presidente la junta directiva del distrito, Rudy López y los miembros de la misma, Humberto Gurmilán e Irene López.