El Departamento de Estado tiene en su portal de internet alertas de viaje para 30 de los 32 estados de México.

Los únicos dos estados para los que el gobierno de Estados Unidos o tiene alerta de viaje en México están lejos de la frontera de San Diego, son Yucatán y Campeche.

Departamento de Estado recomienda definitivamente no viajar a los estados de Colima, Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Tamaulipas, todos ellos asolados por la actividad de carteles y crimen organizado.

El gobierno también pide a los ciudadanos estadunidenses “reconsiderar” si es que piensan viajar a Baja California, Chihuahua, Coahuila, Durango, Guanajuato, Jalisco, Estado de México, Morelos, Nayarit, Sonora y Zacatecas.

Entre esas dos clasificaciones, de recomendar definitivamente no viajar y reconsiderar si se hacen planes de viaje, el Departamento de Estado incluye a toda la frontera mexicana con Estados Unidos, excepto la estrecha franja del estado de Nuevo Leon.

Pero aparte de las recomendaciones para todos esos estados, el Departamento de Estado pide a los ciudadanos “tener mayor precaución al viajar” a Aguas Calientes, Baja California Sur Chiapas, Hidalgo, Ciudad de México, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo,  San Luis Potosí, Tabasco, Tlaxcala y Veracruz.

Por tanto, el Departamento de Estado solo recomienda “tomar las precauciones normales” cuando los ciudadanos estadunidenses viajen a Yucatán y Campeche, ambos en el sureste de México.

Independientemente de que se trate de México o de otros países, el Departamento de Estado ha emitido guías que deben tener en cuenta quienes viajen a naciones en alto riesgo.

Por ejemplo, informa que “en muchas áreas de alto riesgo, no podemos ayudarlo. Esto puede deberse a la falta de un gobierno que funcione, la ineficacia o las políticas de las autoridades locales, un conflicto armado o una gobernanza deficiente”. También la Oficina de Investigaciones Federales (FBI) tiene una serie de recomendaciones prácticas al viajar a países en riesgo, como “use taxis autorizados, no viaje solo, no lleve cantidades de dinero en efectivo, no descuide su bebida y mantenga un bajo perfil”, entre otras.