SAN DIEGO.- En cuatro décadas aumentaron los delitos violentos, incluidos el homicidio, la violación y las agresiones con agravantes en la región San Diego, reveló la Asociación de Gobiernos de San Diego (SANDAG).

Indicó la agencia regional, al que pertenecen las 18 ciudades del condado de San Diego, que de 1980 a 2021, los delitos violentos, un 3%,  el homicidio aumentaron un 11% y un y las agresiones con agravantes con un 12%.

En cambio, los robos, los cuales también se categorizan como un crimen violento, disminuyó en 2021, representaron un mínimo de 42 años.

La Doctora Cynthia Burke, directora senior de ciencias datos de SANDAG,  dijo que “si bien las tasas de delincuencia de 2021 son mínimos históricos para nuestra región, los delitos violentos y contra la propiedad aumentaron el año pasado”.

“Desarrollar estrategias”

Agregó la experta que “al utilizar los datos que SANDAG ha recopilado durante las últimas cuatro décadas, tenemos una mejor comprensión de los patrones delictivos en nuestras comunidades, lo que ayuda a las agencias de seguridad pública y a los legisladores a desarrollar estrategias de reducción que aborden de manera más efectiva lo que está sucediendo hoy”.

“Las tasas de delitos contra la propiedad aumentaron un 9% desde 2020, con casi uno de cada 68 residentes siendo víctimas. A pesar de esto, las tasas de delitos contra la propiedad siguen siendo las segundas más bajas de los últimos 42 años”, dijo.

De acuerdo al nuevo informe de SANDAG, en 2021 se robaron un promedio de $668,000 por día, y solo se recuperó alrededor de un tercio del valor de la propiedad robada.

Más datos:

Otros hallazgos notables del informe, se afirma en el reporte de SANDAG, incluyen:

Respecto a los homicidios en lo que podría determinarse el móvil o causa de los mismos: Un 32% podría atribuirse a una declaración, mientras el 18 por ciento estarían relacionados con grupos de pandillas.

Asimismo se destaca en el informe que aumentaron en 18% las agresiones con arma de fuego, en tanto los delitos violentos contra adultos mayores aumentaron en 10%, en poco más de cuatro décadas de seguimiento de las estadísticas delictivas.

Se dio a conocer en el mismo contexto que los casos reportados de violencia doméstica se incrementó en un 3% y especialmente preocupante fue el aumento en el robo de piezas de vehículos motorizados, que fue de un 71%. Y es igualmente notable que la mayor parte de las piezas robadas fueron los convertidores catalíticos de los autos.

Convertidores catalíticos, los más robados

Vale mencionar que los convertidores catalíticos de los vehículos son particularmente codiciados por delincuentes al ser un filtro encargado de eliminar las sustancias contaminantes, (en las pruebas para detección de smog) por su elevado precio en el que se cotizan estas piezas en el mercado, al contener metales de alto costo como son el platino y el paladio.

Una noticia mejor fue que “los incendios provocados (o intencionales (observaron) una disminución del 18%.

Vale recordar por otra parte que durante la primera semana de marzo de este año, el gobierno de la ciudad de San Diego citó a una conferencia de prensa para dar a conocer una inquietud:

Preocupa aumento en tiroteos fatales

En voz del jefe de Policía, David Nisleit y el alcalde de la Ciudad de San Diego, Todd Gloria, externaron su preocupación por el reciente aumento de tiroteos mortales en los que se empleó armas de fuego.

Indicaron entonces que de enero al 2 de marzo de este año se habían registrado 9 tiroteos fatales, sin que hubiera una explicación clara del motivo.

Incluso, sin que exista una hipótesis de la causa, el jefe policiaco consideró -ante una pregunta específica de una reportera- que se trataría de muchos factores entre los que se podría encontrar la frustración y el desempleo generado por el COVID-19, casos de violencia doméstica, etcétera, pero insistió en que se desconocen los motivos y dependería de cada caso en particular.

En lo que si coincidieron el alcalde Gloria y el jefe de Policía, Nisleit, sobre la importancia que reviste la colaboración de la comunidad para contribuir a detener los delitos violentos relacionados con las armas de fuego y anunciaron, entonces, la creación de un “Frente Unidos contra la Violencia”.

El alcalde de San Diego, Todd Gloria, durante la conferencia efectuada en la primera semana de marzo. Foto-Archivo: Horacio Rentería/El
Latino San Diego.