Randy Grossman ejerce desde este jueves como el nuevo fiscal federal en San Diego, con jurisdicción para los dos condados de la frontera de California, San Diego e Imperial.

Grossman era fiscal federal interino desde diciembre pasado.

Grossman anteriormente se desempeñó como primer fiscal federal auxiliar, comenzó a desempeñarse como fiscal federal interino tras la renuncia del ex fiscal federal Robert Brewer el 28 de febrero de 2021. El Fiscal General Merrick Garland luego nombró a Grossman como Fiscal Federal interino, a partir del 26 de diciembre pasado.

Ahora el Tribunal Federal de Distrito designó a Grossman como nuevo fiscal federal.

Grossman comenzó su carrera legal como fiscal de distrito adjunto del condado de Ventura y luego del condado de San Diego. Se unió a la oficina del fiscal federal en marzo de 2020. Se desempeñó en las secciones de cumplimiento de fronteras y en la de fraudes mayores y corrupción pública.

De acuerdo con información de la fiscalía, durante más de ocho años como fiscal estatal, Grossman procesó más de 70 casos, incluidos homicidios y otros delitos violentos.

Grossman también trabajó en la práctica privada como socio en dos firmas de abogados internacionales. Sus áreas de práctica incluyeron litigios civiles complejos, defensa criminal de cuello blanco, investigaciones internas corporativas y representación pro bono de refugiados que buscan asilo.