Cumplir 34 años de servir como vehículo de información, educación y entretenimiento a la comunidad latina no es una tarea fácil y que requiere de gran constancia y compromiso, pero sobre todo, de convertirse en un eficaz puente que facilite el tránsito y la conexión hacia una mejor calidad de vida de los miles de lectores que semana a semana, en forma ininterrumpida, ha tenido El Latino San Diego.

Los temas de Al Día (Información General) Educación, Salud y Familia, Negocios, Deportes, Entretenimiento Belleza, Autos, Sabores, Hogar, El Club del Amor y Clasificados, han estado presentes en un semanario que el próximo año cumple tres décadas y medio de impulsar a la comunidad y promover un periodismo trascendente.

Por ello, consideramos relevante la definición de su presidenta y directora, Fanny Miller, quien en entrevista, afirmó el lazo indisoluble que une a El Latino San Diego con la comunidad de la cual forma parte.

Agradeciendo el apoyo que siempre hemos recibido por parte de los patrocinadores, a continuación presentamos algunas entrevistas con quienes han jugado un papel importante en el desarrollo y crecimiento de este medio de comunicación:

Fanny Miller con el Dr. Rubén Guerra quien le entregó el premio a la mujer del año (22 de septiembre de 2021) que otorga Latina Business Association (LBA).

Fanny Miller, fundadora de El Latino San Diego,
recuerda, en entrevista, cómo inició el semanario

Somos parte de la Comunidad”

CHULA VISTA, CA.- “Iniciamos en Oceanside en 1988; primero que todo no tenía la palabra San Diego, nomás era El Latino; la primera edición fue un 5 de mayo.  ¿Exactamente cuando iniciamos?, yo pienso que no fue mucho antes del 5 de mayo, fue uno o dos meses antes”.

A más de tres décadas de aquel acontecimiento editorial que vendría a convertirse en un valioso medio de información y expresión para la comunidad latina del condado de San Diego, aún se conserva fresco , como si hubiera sido el día de ayer, este histórico momento en la mente de Fanny Miller, su fundadora.

“No recuerdo exactamente la fecha”, dijo, (pero) “eramos un grupo de seis personas (los socios); (y) aproximadamente 4  más, (incluidos) un fotógrafo y un reportero, que no eran parte del grupo de inversionistas. A los primeros 3 meses se fueron la mayoría, nomás quedamos mi hermana y yo. A ella le compré su parte en el 94 y del grupo que iniciamos (en Oceanside), quedé yo solamente”.

“Iniciamos en Oceanside”

Transportando sus recuerdos a hace más de tres décadas, puntualizó: “Iniciamos en Oceanside, Boulevard, en una oficina. Tiempo después tuvimos algunos problemas y nos movimos a la casa, aunque después regresamos, otra vez, a la oficina. En el 92 nos vinimos a (la ciudad de) San Diego porque nos dimos cuenta de que necesitabamos estar (ahí), porque para vender la publicidad de las cuentas nacionales, nadie sabía dónde estaba Oceanside en estos tiempos, hace (más de) 30 años y fue como poco a poco empezamos a ponerle el nombre de El Latino de San Diego y también a venirnos más hacia el centro y hacia el sur de San Diego”.

Horacio: ¿Cuáles eran, Fanny, las necesidades o demandas más importantes hace tres décadas, para la población migrante del codado de San Diego? ¿Las recuerda?

“Fuimos criticados”

Fanny: Cuando nosotros empezamos el periódico era en español, ciento por ciento en español y sí recuerdo, en ese entonces, que fuimos criticados por estar escrito en español y no en inglés.

Horacio: ¿Eso era un motivo de crítica en aquel momento?

Fanny: Sí, pero no fue demasiado y también no hubo realmente mucho apoyo de lo que se podía llamar la comunidad latina o lo que se podría decir que eran los líderes comunitarios, ¿no?, pero realmente como nosotros estabamos tan jóvenes y teniamos una meta de continuar el periódico y de servir al lector.

“Yo llegué (acompañada de familiares y amigos (as) compatriotas) a los 12 o 13 años de Colombia”, continuó Fanny, ”entonces el español ya lo traiamos y nos dimos cuenta que  había una necesidad. O sea, a nosotros nos gustaba nuestra cultura, nos gustaba la música en español. Sí, aprendimos el inglés, entramos al sistema del inglés, pero pues el español lo continuamos y nos dimos cuenta de que había una gran necesidad de información en español, y con eso, poco a poco, fuimos viendo las necesidades. No te digo que las necesidades las sabiamos cuando iniciamos, las fuimos aprendiendo a medida que ibamos conociendo también y eramos parte de la comunidad”.

“Haciamos de todo”

“Nosotros, y yo personalmente, hicimos distribución, ventas, haciamos de todo”, expresó Miller, “eramos parte de la comunidad de ese tiempo en el norte y luego en el sur.  Pero las necesidades eran muchas de las mismas; muchas han cambiado y muchas no. La necesidad de más información en español, localmente, es lo que hemos tratado de hacer por los 33 años, que realmente muy pocos medios de comunicación se las da”.

Había necesidad de contar con información

“La necesidad de información en inmigración; la necesidad de contar con un medio y un lugar donde los lectores se puedan quejar; puedan decir lo que necesitan; la necesidad también del sistema educativo, de los padres que necesitan aprender cómo funciona el sistema educativo. Entonces las necesidades continuan siendo muchas de las mismas  y también depende del área  de San Diego en el que estás, porque hay unas áreas que se cubren más que otras, y eso lo sabemos desde entonces”, dijo convencida la directora de El Latino San Diego.

Horacio: Fanny, el hecho de que no les hubieran entendido o no les hubieran animado mucho, al inicio, los y las líderes latinos (as) en un proyecto tan importante como era publicar un periódico para la comunidad latina, ¿no los desanimó?

Fanny: No, no, yo pienso, Horacio, que, por lo menos en lo personal, y esa pregunta me la han hecho antes, si estás enfocado en lo que estás, realmente el resto no importa. Siempre ha sido el enfoque de regresar a lo que es la comunidad, y para nosotros, el lector y nuestros clientes son lo más importante, no el que nos critica.

Horacio: ¿Del semanario que se publicó aquel 5 de mayo de 1988 al de ahora, qué tanto ha evolucionado?

Inmigrantes desesperado en la garita de Otay luego de qie les avisaran del cierre de la frontera para solicitud de asilo político, un asunto esencial en el contenido editorial del semanario. Foto: Manuel Ocaño/El Latino San Diego. Foto: Manuel Ocaño/El Latino San Diego.
Inició como quincenal, en blanco y negro

Fanny: Pues empezamos quincenal, eramos un periódico en blanco y negro; después en 1992, le pusimos un color, que fue cuando hubo una crisis económica, decidimos (publicarlo en forma) semanal; nos expandimos más al norte, elditorialmente siempre hemos estado ahí. Yo conozco gente que dice: ¡ah,  yo te leo y nunca te había conocido. En los últimos 30 año. Entonces, es una satisfacción de poder ayudar y que ha evolucionado como negocio, como empresa, a un 200%, pero siempre sin olvidarnos cuál es nuestra misión y la esencia. Yo siempre digo que que el periódico es del lector, de la comunidad, yo sólo lo administro (y) el que se quiera involucrar, el que lo recoge, el que lo lee, es el que nos llama y nos dice: mira pasó esto o lo otro; porque nos gustaría que reportaran de x tema. Pero si ha evolucionado mucho y ha sido gracias a todas las personas que nos han apoyado y primeramente a Dios, que siempre lo ha bendecido.

Horacio: En las encuestas y sondeos de opinion que se han hecho en el pasado se ha encontrado que el perfil dominante del lector son mujeres entre los 30 y 50 años de edad, ¿pero que ha cambiado respecto a este perfil?

Aún dominan temas para la mujer

Fanny: Bueno, ya tenemos más hombres que nos siguen y nos leen, pero sí todavía lo domina la mujer porque tenemos muchos temas de educación y de salud; no necesariamente temas de mujeres, porque el hombre también lee de estos temas, pero como la mujer es la que está encargada de la salud de la familia, entonces sabemos que es por esa razón que nos leen más mujeres. Los hombres leen más las áreas (secciones) de autos y otras áreas y las que predominan son inmigración, salud y educación.

Horacio: El espectro y compromiso editorial y de servicio a la comunidad ha crecido con la nueva publicación impresa Celebrando Latinas Magazine y las publicaciones digitales: El Newsletter, Facebook El Latino, ellatinoonline.com, Celebrando Latinas Boutique, etcetera. ¿Ha provocado cambios esto en el semanario?.

“Nos hemos ayudado mutuamente”

Fanny: Yo no pienso que haya provocado cambios; pienso que todos nos hemos ayudado mutuamente: Celebrando Latinas, La Conferencia, es patrocinada y presentada por El Latino y para mi fue una manera de realmente hacer un evento de calidad para las mujeres. Nos gustaría hacer más eventos pero ese es el que tenemos al año y muchas de esas mujeres son nuestras lectoras. Ellas nos siguen y han seguido El Latino San Diego por tantos años y la revista de Celebrando Latinas Magazine es para servirle a ese sector de mujeres Latinas, porque es bilingue, es lo único que tenemos bilingue; el latino es en español, la Conferencia Celebrando Latinas, también. Entonces queriamos darle algo bilingue a nuestro público y también enfocarnos en la lectura de la mujer.

Horacio: Y a 33 años de su fundación, ¿cuál es su mayor satisfacción con respecto al semanario?

“Pensamos en inglés, pero sentimos en español”

Fanny: Mi satisfacción es que seguimos. Sabemos los que hemos estado en este medio, que son muchos los que han entrado y han salido; sabemos que han entrado empresas con mucho dinero, con muchos recursos a poner periódicos y realmente pues no han podido. Entonces mi satisfacción es haber tomado buenas decisiones, sin olvidar el enfoque y la misión que es la comunidad. Yo le digo, regresando a lo básico. Y cada año, a principios (del mismo), trato de hacerlo, porque a veces se crece tanto que se te puede olvidar por qué lo empezaste o a quién sirves. Y lo otro es que siempre que hablamos de tener información en español y en inglés, pensamos en inglés pero sentimos en español y hablamos con el corazón.

“La pandemia nos unió”

Horacio: El COVID-19 fue una amenaza para todas las empresas y muchas o se zarandearon o temieron que podría ser lo último. Para El Latino, que además ha apoyado a la comunidad, orientando sobre lo que el coronavirus y apoyando la campaña de vacunación, que es un tema que siempre ha sido de controversia porque hay gente que la critica y la criticaba, aún antes de que brotara la pandemia. ¿Qué opinion tiene respecto a cómo ha enfrentado el periódico el COVID y esta realidad nueva?

Fanny: Yo creo que como empresa y como medio de comunicación a nosotros también nos dio una vuelta y nos dimos cuenta lo esenciales, aunque ya sabemos que somos esenciales en la comunicación, nos dimos cuenta lo importante que era comunicar al lector en forma rápida (lo que estaba sucediendo), porque había tantos cambios y tanta desinformación, mentiras y cosas que (aún) hay, y nosotros siempre hemos sido un medio de comunicación que los lectores no screen. Entonces para nosotros era muy importante cubrir todos los sectores, los recursos, la salud. A los negocios cómo les estaba afectando pero también los recursos (disponibles). Y uno de los problemas que todavía tenemos es que los latinos no piden los recursos; no aplican para los recursos y hay muchos recursos para el latino. Entonces todavía está ese reto.

“Y en la parte que en lo personal yo me di cuenta es que a los medios de comunicación, a muchos, sobre todo con los periódicos en inglés, regionales y nacionales, (la pandemia) nos unió de muchas maneras, porque nos dimos cuenta que aunque somos un medio muy necesitado, ha sido un medio que también ha sido muy afectado por la falta de publicidad y porque todos los negocios cerraron. Entonces han habido algunas iniciativas a nivel nacional y en el estado de California, buscando que haya recursos para los medios de comunicación”, finalizó la también presidenta de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispana (NAHP, por sus siglas en inglés).

Su principal desafía era y seguirá siendo servir a su comunidad. Foto: Horacio Renterá/El Latino San Diego.

DATOS GENERALES DE LA PUBLICACION:

Nombre: El Latino San Diego.

Fecha de la primera publicación:

5 de mayo de 1988.

Periodicidad: Semanal.

Tamaño: Tabloide.

Impresión: A todo color.

Área de cobertura: Las 18 ciudades

del condado de San Diego y sus comunidades.

Tiempo de publicación: 34 años.

Objetivo: Llegar a la población latina,

con información objetiva sobre los

temas que les afectan.

Secciones: Al Día, Educación, Salud, Negocios,

Sabores, Deportes, Entretenimiento, Belleza y

Fitness, Salud y Familia, Clasificados, El Club del

Amor, entre otras secciones.

William Zoque acompañado de su padre, (Que en Paz Descanse), quien trabajó por mucho tiempo para El Latino San Diego y su nieto. (Foto-Cortesía).

Entrevista con un Pionero

En la distribución y la fotografía de El Latino
San Diego; en la primera edición, “yo ya estaba ahí”

SAN DIEGO.- William Zoque fue uno de los pioneros de El Latino San Diego, de ahí la importancia del testimonio ofrecido por él en el marco de la celebración del 33 Aniversario.

¿Cuándo iniciaste en El Latino?

En el primer número de El Latino, en la primera edición, yo ya estaba ahí. Me acuerdo que en esas fechas ya andaba allá.

En Oceanside estaba la oficina, me acuerdo que no estaba muy retirada de Oceanside Boulevard a  lo que era la autopista.

¿De qué fecha a que fecha estuviste? Yo creo que estuve por ahí, no mucho, de 1988 a 1990, más o menos.

“Empecé como fotógrafo”

¿Sólo estabas en distribución o también tomabas fotos?

Yo empecé tomando fotografías. A mi me pedían las fotos del evento o lo que fuera, iba y las tomaba. Me acuerdo que  en ese tiempo eran todavía los rollos de 35 milímetros, en blanco y negro (y) había un sitio donde yo llevaba a revelarlos en Downtown, donde revelaban para revistas y periódicos en unos formatos de prueba y de ahí el periódico decidía cuál o cuales fotos quería; eran viajes para ir a revelar; era llevar el rollo y regresar por las pruebas, llevarlas (a la oficina) para que las seleccionaran y de nuevo “otra vez para allá”, pues no teniamos la tecnología que se tiene ahora.

“Era más como una colaboración”

¿Te preguntaría William, si distribución también te tocó porque en esos tiempos todos hacían de todo?

Sí, claro, de hecho yo empecé como fotógrafo, porque lo mío era más que todo como una colaboración con Fanny, con Marina y con Carmen, pues más que todo eramos amigos. Y yo tenía mi trabajo y me iba bien; lo hacía más por colaborar con ellas, pues de hecho ni en la nómina estaba. Yo no era por decir trabajador oficial de El Latino. Cuando hacía Distribución, si llegué a arreglar lo que era la gasolina y eso, y me acuerdo que tenía un jeep zuzuki-samurai, nuevecito, y en ese tiempo hacia las entregas por los lados de Oceanside y sus alrededores, lo que es el área del norte del condado de San Diego

¿˘Tu vivías allá en el norte?.

No, yo vivía en Clairemont y North Park, donde siempre he vivido, pero iba para allá diario.

“Me tocó abrir algunas rutas”

¿Qué recuerdas de esos timpos y que opinas del periódico?

Pues mira. Yo me acuerdo cuando empezaron a imprimir el periódico y yo le decía a Fanny vamos a expandernos para San Diego; yo me encargo de abrir rutas y de hecho me tocó abrir algunas. Me acuerdo mucho que llegaba a sitios (negocios donde se exhibía el periódico) y era hablar con los dueños y les hablaba a de lo que era El Latino y trataba de animarlos a que lo leyeran y lo conocieran, pero ellos me respondían que sólo circulaba en el norte del condado (en Oceanside, Carlsbad, Vista y todo eso) y fue, digamos, el primer obstáculo, entonces, pues no llegaba hacia el sur.

“Empezaron desde abajo”

¿Y en cuanto a la opinion sobre el periódico de entonces y ahora?

No, pues ellas (las hermanas Marina, Carmen y Fanny Miller) empezaron como nos consta desde abajo, como se dice, ¿no? y se ha mantenido y yo creo que cada día ha ido mejorando hasta ser lo que es hoy en día. Es un periódico que ya cubre casi todo el condado de San Diego.

“Yo me fui a lo que eran las áreas hispanas”

Yo me fui a lo que eran las áreas hispanas porque yo no me podía ir a meter, digamos, a Rancho Bernardo, donde hay mucho americano, sino lo que era el este de San Diego y Downtown, pero entonces había muchos problemas para poder entrar. Era realmente complicado, pero cuando yo empecé con el periódico, yo ya tenía mi ruta e iba anotando los sitios donde lo dejaba.

Lo que me daba mucho gusto era llegar y no encontrar ningún periódico; y la misma gente me decía: ¡Oyes, se llevan mucho ese periódico!, ¡Se lo llevaron!, dijo William Zoque en otra parte de la entrevista, quien recordó que llegó a acomodar hasta 2 mil periódicos para distribuirlos.

La anécdota

De hecho, un día se me reventó un amarre y salieron volando todos los periódicos. No hombre. Lo que me acuerdo es que los carros (que estaban sobre la autopista 5, a la altura de Carlsbad), me empezaron a pitar y las hojas del periódico volando, parecían palomas y tuve que parar para amarrarlos bien y bueno…”

De izquierda a derecha: Paola Hernández, David Zumaya y Fanny Miller. Foto-Cortesía.

“Estoy muy orgulloso”

Del gran éxito que han tenido (El Latino SD),
dijo David Zumaya, pionero del semanario

SAN DIEGO.- David Zumaya es otro de los pioneros de El Latino de San Diego, quien ha colaborado tomando fotografías con el semanario y la Conferencia Celebrando Latinas y en algunas ocasiones ha apoyado acercando sus conexiones con las cámaras de comercio. Por ello, consideramos relevante sus respuestas a nuestro cuestionario:

¿Cuándo iniciaste en el Latino San Diego?

Era 1990 o 91, por ahí. Realmente 91 que es cuando la oficina todavía estaba ahí atrás del Sports Arena en San Diego.

¿De qué fecha a qué fecha estuviste, recuerdas, más o menos?

“Empecé ayudándoles con la fotografía”

La fecha, seguramente, no te puedo decir pero empecé haciendo fotografía (para El Latino) desde el 91 fácil hasta como el 94, quiero decir, todavía estaba ayudándoles en cualquier cosa y más las fotografías, claro. Y haciendo eventos, porque cuando yo empecé en 1990, yo estaba trabajando para la Fundación Mexican-American  Foundation. Ellos, en esos años, tenían un periódico que se llamaba  Forum y así empecé yo y me relacioné con Fanny, y empecé ayudándoles con las fotografías y cosas así.

¿Cómo se llamaba el periódico de
Mexican-American Foundation?

Forum…Yo me salí de ahí como en 1992, pero no se si todavía siguieron con ese periódico; yo estaba haciendo cosas con El Latino, así que me puse bien activo con la Cámara de Comercio Hispano, y también com los banqueros hispanos con Hispanic Bankers Association, haciendo fotografías para ellos. Y los anuncios y promociones y estaba ahí con El Latino también.Y eso cuando todavía estaban La Prensa y El Sol, eran otros periódicos en esos años.

“Yo estaba muy activo”

¿Entonces tu ya estabas my activo en las cámaras de comercio?

Sí, pues yo cuando empezó la Cámara de Comercio Hispano en 1990, yo ya andaba con ellos. Cuando hicieron la Comisión  de las Californias en San Diego, era el fotógrafo oficial. Y todas esas fotos las compartí con El Latino.

Y en 1994 estaba haciendo el Newsletter de Hispanic Bankers Association.

Creo que era la Hancock Street, atrás del Sports Arena por el lado del 8 que está ahí cerca de la playa, una calle al lado que está entre el Sports Arena y el freeway.

Entonces de ahí fue cuando se cambiaron otra vez a Chula Vista, cerca de la Main Street, sobre la Broadway.

“En las conexiones”

Las conexiones en las relaciones y las ventas, de vez en cuando, se los acercaba yo ahí al periódico. Y antes de eso, querían que les ayudara en ventas, pero yo Yo sólo hacia la introducción y

 me dedicaba a las fotos. Yo más bien hacia las relaciones y apoyando a la comunidad con todos los eventos que estaban haciendo. Yo sólo hacia la introducción con las asociaciones de latinos y las cosas políticas también.

¿Qué recuerdos tienes de esos
tiempos y que opinas del periódico?

No, pues era un periódico bien importante para esos tiempos y estoy muy orgulloso del gran éxito que han tenido y más con esos años tempranos cuando estaban con National Association Hispanic Publications (NAHP), en esos años. Yo ahí fui fotógrafo para ellos y sus eventos.

Tu participantes en eventos de ellos?

Y dos veces, porque una vez cuando todavía estaba con el periódico  The Forum y el evento fue en Las Vegas y entonces, el siguiente año, en el 92, estuvo en Mission Valley, San Diego.

Una gran anécdota

Yo recuerdo que la cantante era Jackie Velazquez y tuve oportunidad de tomarle unas fotos dentro y después le tome fotos profesionalmente afuera.

“No supe que iba a tener (el éxito que luego tendría) y tiré las fotos y luego la vi en Siempre en Domingo, así como con los Gramys Latinos”.

¿Qué lástima?, pero sí me quedé con las otras fotos, que le tomé afuera, que eran para su disco. Ella tenía 17 años cuando vino a cantar a ese evento.

De Chula Vista se fue al norte del condado

Un Directivo de Membresía de Oceanside me encargó de todas las redes sociales de Escondido y también me contrató la Cámara de Comercio de San Marcos y los apoyo con todos los anuncios que puedo, con las redes sociales.

Empecé una página de facebook y de la website se llama My San Diego North County, cuyo objetivo es cómo se puede unificar todas las ciudades que están en el condado norte. Se trata de más de mil personas que viven aquí pero no hay un sistema para promoverse todos juntos.

Creó una página para atraer
“todo lo que está pasando en NC”

“Y la metas es cómo se puede poner una plataforma para atraer todo lo que está pasando en North County (Condado Norte)”, continuó Zumaya, “en una página, como lo hace la ciudad de San Diego, pues de todos los eventos que pasan en San Diego, hay una página para promover so. Todos los comercios, restaurantes; todo lo que pasa en San Diego, hay una página en el website, en el social media o en una app (aplicación”

“Más de 13 mil seguidores”

La que tengo yo es una página con más de 13 mil seguidores, qué es  lo que está pasando en el condado norte, que es de Del Mar a Oceanside y de Poway a Fallbrak. Todo lo que pasa al norte del 56, es el condado norte de San Diego.

La meta es cómo se pueden traer todos juntos, pacíficamente y economicamente. No es fácil pero sí se puede hacer.

Las asociaciones todas  están enfocadas nomás  a las ciudades,  propias, nomás ahí; no se enfocan a todo el condado norte que es más grande que las ciudades.

William Sierra un importante papel clave en el proceso de distribución o reparto del periódico. Foto: Sergio Estrada.

¡Cumplirá década y media!

De entregar, en forma ininterrumpida, El Latino
San Diego y hacer llegar al semanario a la comunidad

SAN DIEGO.- La mayoría de los lectores suelen conocer a los reporteros y foto-periodistas (reporteros gráficos), porque son los que salen a cubrir la información y escriben sus nombres o créditos en sus notas informativas, y a los directores,  editores y personal de publicidad de los periódicos cuando acuden a las redacciones  o los conocen en eventos a los que asisten

Pero hay personajes que aunque muy pocos los conocen, descansa en ellos un peso sin el cual el medio impreso nunca llegaría a los lectores, estamos hablando por supuesto de los distribuidores o repartidores de los periódicos .

Y uno de esos personajes, que este año cumplirá década y media de entregar en las cajas azules el periódico El Latino San Diego, es William Sierra, por lo que consideramos de justicia dar una voz de la invaluable, pero callada experiencia, que él acumula en su diaria distribución del medio impreso:

William ¿cuánto tienes tu repartiendo el periódico El Latino San Diego?

“Voy a cumplir 15 años de trabajar para El Latino”.

¿En esos 15 años cuá ha sido tus experiencia?

“Oh, no, muchas. Mucha escuela; he aprendido mucho, y pues, a diario se aprenden cosas diferentes; todos los días se aprenden cosas diferentes”.

El ser tu la clave para que el periódico llegue a las manos del lector, ¿qué sientes, de eso?

“Soy parte de un equipo”

“Pues soy parte de un equipo, de un equipo de El Latino como todos nosotros somos parte de ese equipo y todos ponemos un granito de arena y por eso estamos en donde estamos”.

¿Qué áreas cubres, a que lugares llegas en la distribución del periódico?

“Yo cubro el área de Chula Vista, el área de San Marcos y Vista y el área de San Diego hasta Miramesa”.

¿Alguna anécdota que tu recuerdes, algún detalle que siempre te va a quedar por esa práctica diaria tuya de ir a entregar el periódico a las cajas y a las casas, en su momento, cuando había ‘home delivery’ (entrega a domicilio)?

Grafitean’ las cajas

“No, hay cosas buenas y otras no agradables, como en todo”, respondió William mientras observaba las marcas de ‘graffiti’ pintadas por vagos que a eso se dedican.

“Eso es de diario, el graffiti, las cajas las cambio el martes y ya el día de hoy ya están dañadas”, dijo el entrevistado quien además de la responsabilidad de distribuir el periódico tiene la encomienda de mantener  las cajas lo más limpias posibles, pintándolas y arreglando las que han sido dañadas.

“Yo trabajo cambiando y quitando cajas, haciendo mantenimiento y eso es todas las semanas; es un trabajo que no para”, respondió textualmente William, quien en este año cumple década y media de trabajar para el semanario; es decir, casi la mitad de lo que tiene de existencia este medio de información impresa.

Doisa, una fiel lectora del semanario.

“Desde que estaba muy chica”

Afirma leal lectora conocer el
periódico El Latino San Diego

CHULA VISTA.- Al salir de una taquería ubicada sobre la Broadway Street, en esta comunidad, la señora Doisa López se acercó al sitio en el que sencontraban los ejemplares de El Latino y San Diego.

Por ello le preguntamos:¿Desde cuándo conoce el periódico usted?

“Desde que estaba muy chica, como a los 18 años”.

“Que tiene mucha información muy importante”.

“Las secciones que nos informan sobre las mascarillas (belleza y modas), para la belleza de la mujer, todas las i formaciones sobre el COVID, las secciones de Educación y de modas y de todo lo que ponen en realidad”.

¿Qué sugerencia le daría usted al periódico, qué le gustaría que se publicara que no se publica?.

Que apoyen para impulsar más programas para los niños autistas, para que le faciliten más  las cosas. Aunque si hay un programa pero está más para allá del norte del condado de San Diego y hacen falta más cerca, que se abran más programas en el sur de San Diego. Yque siempre promuevan la información sobre el COVID, qué más propuestas tienen para que vayamos progresando en este país”.

¿Cuánto tiempo tiene usted de vivir en San Diego?

Ya más de 20 años.

Así terminó una agradable y muy aleccionadora –para ambas partes- entrevista con una lectora del periódico, que el 5 de mayo de este año cumplió 33 años de servir a lectores ávidos de información, como la señora Doisa, y los miles que existen en las comunidades del condado de San Diego.

“Tiene más de dos décadas”

De conocer y leer el periódico El Latino San Diego,
Benito Partida, un mexicano que ama el fútbol soccer

SAN DIEGO.- Eran alrededor de las 11:00 a.m., me encontraba en el estacionamiento cuando este reportero recibió una llamada de un número desconocido.

Luego se identificaría: Se trataba de Benito Partida un hombre que ama el fútbol soccer y que ha dedicado gran parte de su vida a coleccionar autógrafos de las grandes leyendas de este deporte (leer entrevista de la Sección Deportes, Edición 24).

¿Qué opinion tiene del periódico El Latino San Diego y cómo lo conoció?, se le preguntó:

“Bueno, principalmente les agradezco su visita y que compartan mi historia; yo tengo 31 años aquí viviendo en San Diego y  de hecho simpre he usado el periódico El Latino cuando necesito ver clasificados o buscar trabajos y simplemente todo lo que publican es para el hispano, para el latino y el nombre del periódico lo dice: para el latino y ahí encontrar abogados, tiendas que ofrecen productos a hispanos, para los latinos”.

“Yo he sido usuario del periódico, lo digo con orgullo porque soy latino, soy mexicano”, afirmó.

¿Desde cuándo conoce el periódico?

“Yo tengo como 25 años, más o menos. En cualquier tienda de autoservicio a la que va uno, lo encuentra. De hecho, tengo ahorita aquí mi ejemplar”(más reciente al momento que tuvo lugar la entrevista), dijo con legítimo orgullo este hombre que se ha dedicado, con sus tres hijos mayores, a ‘la caza’ de leyendas del fútbol soccer.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com

Pie 1:

Benito Partida cuenta con una de las más grandes colecciones de  fútbol soccer  y es otro fiel lector de El Latino San Diego.