SAN DIEGO.- La vida, el destino y el compromiso han unido a tres jóvenes abogados latinos,que aunque provienen de escenarios y caminos diferentes, hoy tienen un objetivo común que va más allá de la amistad: contribuir a la superación de las comunidades en las que crecieron.

Ese fue el profundo significado del acto de juramento, la tarde del lunes 16 de mayo, de Marco García, tras pasar el exigente examen de la Barra de Abogados de California.

Pero Marco rindió la toma de protesta ante su amigo Agustín Peña, y aquí es donde aflora la insólita amistad que los une junto a Martin Núñez, quien recientemente asumió la presidencia de la Asociación Nacional de Oficiales de Paz Metropolitana, Capítulo San Diego, quien se encargó de la apertura de la ceremonia de juramento.

Marco García rindió su juramento como abogado ante su amigo, Agustín Peña. Foto-Cortesía: Martin Núñez.

“A Marco lo conoci hace aproximadamente 6 años. Y el vínculo en sí que tenemos nosotros es por lo que sucedió con mi hermano. Eso es lo que realmente creó todo esto”, expresó Agustin Peña en entrevista con El Latino San Diego.

Y es que, en efecto, al filo de las 12:06 a.m. del 27 de agosto de 2007 (de acuerdo con el reporte policiaco), el hermano de Agustin, Javier Quiroz, un joven adolescente de apenas 14 años de edad fue asesinado en la comunidad de City Heights, por un grupo de pandilleros en la 52 y University.

Próximo a transcurrir década y media del asesinato de su hermano Javier, se han sentenciado a dos de los acusasoa en el crimen, pero debido a la reforma a la SB 1437 podría reducirse su condena.

La noticia del crimen, como es lógico causó un profundo dolor a su familia y Agustín, pero este último asumió que tenía que romper con un círculo vicioso que envuelve a comunidades como City Heights, que en las estadísticas de la ciudad de San Diego aparecen entre las más violentas.

El adolescente Javier Quiroz, asesinado en City Heights. Foto-Cortesía.

“Me propuse ser ese ejemplo”

“Y lo que pasó pues obviamente fue un incidente muy impactante para nuestra familia. Y lo que pasa es que en esa área no hay muchos ejemplos positivos. Entonces, a raiz de eso, yo me propuse a mi de ser ese ejemplo, de ser ese líder que a la comunidad pienso que le falta, que quería, porque lamentablemente lo que pasó no es la primera vez. Eso ocurre muy frecuente”, puntualizó el entrevistado.

“Desgraciadamente es nuestra comunidad, nuestras familias que lo sufren”.

Decidido a romper con ese ciclo prevaleciente en su propia comunidad, en efecto, en 2012 Agustín se graduó de California Western Law School, la misma escuelas de Derecho en las cuales trabó la fuerte amistad que le une con Martín Nuñez y Marco García.

“Entonces, eso me motivó a ser mentor”, continuó, “apoyar a jóvenes de esas comunidades, que yo veía que querían hacer algo más pero tal vez no sabían cómo, no saben como manejar la Universidad, las carreras, entrevistas, cómo presentarse. Y básicamente apoyarlos de la manera que yo pueda para que puedan llegar al logro que ellos quieren”. 

“Y es una gran casualidad que los que ha apoyado”, dijo, “se han convertido en abogados. Coioncidentemente se convierten en abogados”.

Martin Núñez, en el evento en el cual asumió la presidencia de la Asociación Nacional de Oficiales de Paz Metropolitana, Capítulo San Diego y encargado de la apertura de la ceremonia de juramento. Foto-Archivo: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

El mismo sendero y compromiso

“Así fue que nos conocimos. Conocí a Martín primero. Lo apoyé también a él, lo ayudé en su camino como estudiante de Derecho y se recibió como Abogado. Pasó el examen de la Barra”.

Pero no solo ahí continuaron en el sendero de la amistad y el compromiso de servir a su comunidad, pues los tres se recibieron también de San Diego State University e ingresaron como voluntarios a la Procuraduría de Distrito del Condado de San Diego.

“Y durante esos años estuvimos el y yo apoyando a Marco y también animándolo, apoyándolo y básicamente siendo ese guía. Orientándolo en su camino para que también se pudiera convertir en abogado”, subrayó.

¿Esa unidad de abogados, que son amigos, latinos, ahorita 3 pero quizás mañana 100 o más latinos defendiendo a los latinos?, le preguntamos.

De izaquierda a derecha: Lilia García (traje de juego azul marina), Ex Fiscal de de la Fiscalía de Distrito del Condado de San Diego y la primera mujer latina en ser contratada en la Oficina de la Procuraduría General de California, en la División de Persecución Criminal; Heily Hernández, con saco blanco y vestido verde, Chief Deputy de la Procuraduría del Condado de San Diego y Victor Núñez, Ex Fiscal Retirado de la Fiscalía de Distrito del Condado de San Diego. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

Solo el 9%, los fiscales latinos en CA

“Excelente pregunta”, respondió, “ahorita lo comentó Martín Núñez, ahorita Latinos en el estado de California somos alrededor del 39% de la población y el porcentaje de fiscales latinos solo el 9%, entonces la respuesta concreta es que sí, queremos más representación. Más jóvenes de esas comunidades que puedan abogar y representar a las víctimas, que puedan pelear por las comunidades para que puedan protegerlas”.

Mientras hoy Agustín trabaja en la división de protección familiar en casos relacionados con la violencia doméstica de la Fiscalía de Distrito, Marco García, siendo hijo de un comandante de la Policía de San Diego parecía igualmente destinado a buscar justicia en los tribunales, pues de estudiante voluntario ascendió a su cargo como supervisor de recursos humanos de la Fiscalía de la Ciudad de San Diego.

Marco García acompañado de su madre, la señora Bertha Sánchez Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

Por su parte Marco García indicó en entrevista después de rendir su juramento como Abogado que “3 años después de la escuela de leyes los estudiantes tienen una oportunidad de tomar el examen que se llama la barra y después de tomar la barra, si la pasas, puedes tomar el juramento como yo lo tomé hoy y te haces abogado oficialmente”.

El examen más difícil de EU

“Pero la cosa que no es tan sencilla”, aclaró,  pues “la mayoría de la gente que toma la barra en California, que viene siendo el examen más difícil de todo Estados Unidos, el promedio de la gente que pasa es como de 32 -33 por ciento. Y si no lo pasaste ya una vez, si lo estás tomando más de una vez, la probabilidad de pasarlo es del 24 por ciento”.

“Entonces el significado de tomar la barra y estar el día de hoy es muy grande”. Y más hacerla así. Porque nomás el 5 por ciento de los abogados en todo Estados Unidos son latinos. Entonces es una diferencia muy grande para celebrar”, dijo. “Lo más importante de aquí es que sí esta es una celebración y a lo mejor pueden poner hasta mi nombre”, afirmó con evidente honestidad, “pero estoy aquí para ayudar a otra persona también a levantarse. Otra persona como Agustín, que creció en City Heights, como yo que crecí en Chula Vista”.

Compañeros de Marco, dela Fiscalía de Distrito del Condado de San Diego, lo felicitaron luego de que rindiera su juramento como Abogado. De iaquierda a derecha: Matt Starr, Jana McCord, Alina Taylor, Marco García, Heily Hernández, Daniel Korchnoy, Amanda Schwartz y Natalie Schofield. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.
De izquierda a derecha: Marco garcía, Agustín Peña, la señora Angie Núñez y su hijo, Martín Núñez, de quien se siente orgullosa, con absoluta legitimidad. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.