Un ex estudiante de Uvalde, Texas, mató en tiroteo el martes 24 de mayo a 19 personas, incluidos 18 niños de una escuela primaria o elemental.

El gobernador Greg Abbott informó que Salvador Ramos, de 18 años de edad tenía una pistola y posiblemente un rifle al llevar a cabo el atentado en Uvalde, a una hora de manejo al este de San Antonio.

De acuerdo con declaraciones de policías, Ramos disparó e hirió primero a su abuela, una mujer de 66 años de edad, y luego fue a la escuela primaria o elemental Robb donde disparó y mató inicialmente a 14 estudiantes y un maestro.

Eva Mireles, maestra latina de 4to grado, una de las victimas fatales de la masacre.

Otros cuatro estudiantes murieron al ser llevados o al llegar a hospitales. Aparte de los menores perecieron tres adultos, incluido el tirador solitario. Abbott mencionó que las autoridades lo mataron en un enfrentamiento en que intercambiaron disparos.

Las 21 víctimas era el recuento al cierre de esta edición de El Latino.

Sin embargo autoridades federales dijeron que esperaban que el número de víctimas fatales aumentara. 

El presidente Joe Biden ordenó bajar la bandera a media asta en señal de duelo nacional.

En Chula Vista el Distrito Escolar Elemental lamentó el atentado y declaró que localmente la seguridad es la principal prioridad para los estudiantes, sus familias y el personal escolar.

El distrito informó que evalúa regularmente los planes de seguridad y mantiene relaciones con las autoridades locales.

También invitó a los estudiantes que lo necesiten a apoyarse en el personal de consejería.

La Federación nacional Hispana demandó por su parte que “los funcionarios electos asuman la responsabilidad y comiencen a decirnos ahora qué pasos concretos tomarán para hacer que nuestras comunidades sean más seguras”. 

La federación recomendó “finalmente tomar medidas para garantizar leyes y sistemas de control de armas de sentido común destinados a evitar que las personas obtengan ilegalmente armas de destrucción masiva de alto poder”.

La entrada de la escuela elemental Robb donde ocurrió el tiroteo. Cortesía.

En Texas el gobernador relajó las leyes para que cualquier persona mayor de 21 años de edad tenga autorizado comprar y portar armas de fuego.

La masacre en Uvalde ha sido la mayor tragedia en una escuela en varios años, pero está lejos de ser un caso aislado.

Este año ha habido 27 tiroteos en escuelas y 119 en planteles educativos desde 2018, siendo el 2021 el de mayor número de tiroteos (34).