SAN DIEGO.- El auto eléctrico más rápido del mundo podría ser armado en San Diego por estudiantes de preparatoria.

Con talento y perseverancia, los alumnos del programa de Tecnología Automotriz de Madison High School  buscan hacer historia.

“Little Giant” es el nombre del vehículo al cual alumnos y expertos tratan de hacerlo más potente para convertirlo en el automóvil eléctrico más veloz del planeta.

 “Es una experiencia que creo que nadie tiene ahorita es un honor tener el carro en la escuela”, consideró Saúl Estrada, estudiante de la preparatoria Madison que forma parte del proyecto.

Jóvenes guiados por ingenieros destacados del Condado de San Diego han trabajado juntos innumerables horas para tratar de imponer un nuevo récord de velocidad terrestre en este 2022. 

“Little Giant” es el nombre del vehículo que buscan hacerlo más potente. Foto José Antonio Avilés

Dicho carro es el único que cuenta con la marca mundial de recorrer 568 kilómetros por hora pero con los ajustes que se le aplican tratarán de romper la marca de velocidad para que pueda viajar a más de 600 kilómetros por hora.

“Con los motores que ellos (los especialistas) nos dieron lo vamos a arreglar un poco y vamos a convertirlo  porque queremos romper el récord y eso es bueno porque ayuda a la economía y tener la oportunidad de ayudarlos con eso es algo que no sale cada día”, recalcó el joven alumno.

Guiados por mecánicos del Team Vesco y personal de una empresa con sede en San Diego que produce sistemas de propulsión eléctrica de alto rendimiento para automóviles,  los alumnos han instalado nuevas piezas a este proceso automotriz.

“Yo empecé hace 2 años cuando fue la pandemia y ahí aprendí mucho en la computadora en el zoom y mi maestro me enseñaba la historia de los carros y en ese punto dije que me interesaba mucho y desde ahí me interesó hacer proyectos como desde cambiar el aceite, la llanta y dije que me quería dedicar a esto y un año después aquí estamos con un carro de lujo que ya ha mejorado”, declaró Saúl Estrada.

Ingenieros, especialistas de la automoción y empresas de todo el mundo observarán este vehículo cuando se ponga en marcha en el mes de agosto durante la final de Carreras De Vehículos en Bonneville, Utah. En esa fecha se sabrá si el esfuerzo y dedicación del equipo estudiantil y de profesionales rindió los frutos esperados.