Los niños de cinco años o menos pueden recibir su primera vacuna contra el COVID-19 en el Rady Children’s Hospital luego de la aprobación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. la semana pasada.

La aprobación de este grupo de edad incluyó aproximadamente a 207,723 niños de seis meses a cinco años de edad en el condado de San Diego. El CDC y el comité de los Estados del Oeste aprobaron simultáneamente las vacunas de Pfizer y Moderna para pequeñas dosis administradas con una aguja más pequeña y la mayoría de las veces administradas en la pierna.

Las vacunas pediátricas COVID-19 de Moderna se administran en dos dosis con cuatro semanas de diferencia. Cada dosis contiene una cuarta parte de la dosis para adultos.

Pfizer administra sus dos primeras dosis con tres semanas de diferencia y la tercera dosis al menos semanas después de la segunda. Cada uno contiene una décima parte de una dosis para adultos.

Rady Children’s Hospital dijo a los medios de comunicación locales que tiene ambas opciones disponibles con alrededor de 7,000 dosis disponibles en la clínica principal. Se alienta a los padres y cuidadores a hacer una cita en línea.

La Agencia de Salud y Servicios Humanos del Condado de San Diego dijo que los padres deben comunicarse con la oficina de su pediatra, las clínicas comunitarias o las farmacias minoristas para programar una cita para las vacunas de sus hijos.

“Si bien los niños no han sido tan susceptibles al COVID-19, es importante que ellos también estén vacunados para evitar que se enfermen y transmitan el virus a otros”, dijo Wilma J. Wooten. M.D., M.P.H., oficial de salud pública del condado. “Algunos padres han estado esperando ansiosamente la vacuna COVID para sus hijos más pequeños. Deberían hacer una cita para vacunarlos lo antes posible”.

Todas las personas de 5 años en adelante pueden recibir una vacuna y refuerzos sin costo alguno. Se requiere el consentimiento de los padres para que todos los menores elegibles sean vacunados.