SAN DIEGO.- El suministro de agua de la ciudad de San Diego depende un 85% del abastecimiento del Río Colorado y del Delta al norte de California pero el costo de su traslado se ha triplicado en la última década.

Para garantizar el abasto y disminuir gastos, la ciudad ha puesto en marcha la construcción de una infraestructura que distribuirá casi la mitad del líquido potable a la ciudad a finales de 2035.

El nombre del proyecto es Pure Water el cual utilizará tecnología de purificación para el agua reciclada y producirá líquido de alta calidad. 

Funcionarios de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés) visitaron la construcción para reconocer los esfuerzos locales.

Representantes de la EPA reconocieron los esfuerzos locales. Foto José Antonio Avilés

“Estamos aquí con la ciudad y el liderazgo que tomó para proveer esta infraestructura que nos va a dar el poder de sobrevivir sobre sequías, el cambio climático, aquí en San Diego más que nada están dando el ejemplo de que podemos tener estos recursos localmente,  es un sueño que mucha gente en la ciudad estuvo abogando por más de dos décadas”, declaró Martha Guzmán, administradora regional de EPA.

En su primera fase, Pure Water producirá 30 millones de galones de agua diariamente. 

El agua reciclada se mezclará con el líquido local e importado y se canalizará a la planta de tratamiento de Miramar antes de distribuirse al público. 

“(La nueva instalación de agua) consiste de dos fases ahora ven la fase 1 que está bajo construcción, la fecha meta para culminar esta fase es junio o julio de 2025, producirá 30 millones de galones de agua purificada al día para la parte norte de San Diego”, informó James Nagelvoort, jefe del Departamento de Estrategias Capitales de la ciudad de San Diego.

El proyecto incluirá nuevas estaciones de bombeo y sistemas de traslado, la expansión de la planta de recuperación de agua de North City y mejoras a la estación de bombeo de Miramar. 

San Diego es la octava ciudad más grande de Estados Unidos con una población de aproximadamente 1.3 millones de habitantes por ello la importancia de este proyecto para reducir la dependencia del agua importada para el suministro local.

“Estamos en la parte de planeación de la fase 2 que se encargará del resto del área de San Diego, la fecha meta es en 2035, hay mucho trabajo por hacer”, destacó Nagelvoort.

Pure Water es considerado un referente nacional en planes que se pueden aplicar en otras comunidades afectadas por la sequía.

Una vez concluida la fase 2 del proyecto, la nueva instalación produciría más de 50 millones de galones de agua todos los días en la ciudad de San Diego.