WASHINGTON, D.C.- A tres años de que fue firmado el United States-Mexico-Canada Agreement (llamado USMCA en Estados Unidos ) o (T-MEC en México) y a dos de que entrara en vigor, surgió la primera controversia o disputa seria, en una reclamación de los gobiernos de Estados Unidos y Canadá hacia México.

Por medio de la Representante de Comercio Exterior de Estados Unidos, Katherine Tai, se anunció el miércoles 21 de julio que “Estados Unidos ha solicitado consultas de resolución de disputas con México bajo el Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá(USMCA).

Katherine Tai, Representante de Comercio Exterior de Estados Unidos en visita a México el año pasado, al cumplirse el primer aniversario de que entró en vigor el tratado trilateral de libre comercio. Foto-Cortesía: ustr.gov

Exite una demanda

Aunque existe una demanda interpuesta en contra del país Azteca, se afirma en un comunicado emitido por la  Oficina de la Representante de Negocios Internacionales (Office of the United States Trade Representative) depedendiente del Ejecutivo, se anticipa que se cuenta con un plazo de 75 días para que se llegue a una resolución o se tendría que resolver a través de un panel de solución de controversias o arbitraje que llegaría a una determinación definitiva .

No obstante se agrega en el reporte que “las consultas se relacionan con ciertas medidas de México que socavan a las empresas estadounidenses y la energía producida en los Estados Unidos a favor de la empresa eléctrica estatal de México, la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y la empresa estatal de petróleo y gas, Petróleos Mexicanos (PEMEX)”.

“Hemos expresado serias preocupaciones”

“Hemos expresado repetidamente serias preocupaciones sobre una serie de cambios en las políticas energéticas de México y su consistencia  con los compromisos de México bajo el T-MEC”, afirmó la embajadora de comercio internacional, Katherine Tai.

Y va al grano del reclamo: “Estos cambios de política afectan los intereses económicos de Estados Unidos en multiples sectores y desincentivan la inversión de los proveedores de energía limpia y de las empresas que buscan comprar energía limpia y confinable”.

El reclamo del gobierno estadounidense hace mención de las empresas privadas estadounidenses que comercializan paneles solares como la que se encuentra sobre la Highland y 30 en la ciudad de National City. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

“Un trato injusto de México”

Además señala que “hemos tratado de trabajar de manera constructiva con el gobierno mexicano para abordar estas preocupaciones, pero, lamentablemente, las empresas estadounidenses continúan enfrentando un trato injusto de México”.

Al anticipar que buscarán “trabajar con el gobierno de México a través de estas consultas para resolver estas preocupaciones para avanzar”, advierte que “las acciones de México incluyen, entre otras, enmiendas (o reforma)  a la ley de electricidad  de México que priorizan la distribución de energía generada por CFE sobre fuentes de energía más limpias proporcionadas por proveedores del sector privazdo como la eólia y la solar”.

Se indica en el reclamo que “las políticas de México han cortado en gran medida las inversiones estadounidenses y de otros países en la infraestructura de energía limpia, incluido pasos significativos que México realizó anteriormente para cumplir con sus objetivos climáricos en virtud del Acuerdo de París”.

Las regulaciones impugnadas

“Específicamente”, afirma, “impugna una enmienda de 2021 a la Ley de Industria Eléctrica de México que prioriza la electricidad producida por CFE sobre la electricidad producida por CFE sobre la electricidad generada por todos los competidores privados; la inacción, demoras, denegaciones y revocaciones de México de las capacidades de las empresas privazdas para opera en el sector energético de México”.

Se destaca en el mismo sentido “una regulación de diciembre de 2019 que otorga solo a PEMEX una prórroga para cumplir con los requisitos de contenido máximo de azufre según la norma de combustible diesel para automóviles aplicabvle en México”.

Y se cita “una acción” (más reciente), “de junio de 2022 que favorece a PEMEX, CFE y sus productos en el uso de la red de transporte de gas natural de México”…”Estas medidas parecen ser inconsistentes con varias de las obligaciones de México bajo el (USMCA oT-MEC), “incluso bajo los capítulos de Acceso al Mercado, Inversión y Empresas de Propiedad Estatal”.

También el gobierno de Canadá

Se dio a conocer en el mismo contexto que “el Gobierno de México, a través de la Secretaría de Economía, ha recibido la solicitud para el inicio de Consultas por parte del Gobierno de Canadá con relación a la Ley de la Industria Eléctrica” (y los artículos 31.2 y 31.4, sobre Consultas) “del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC)”.

La respuesta del gobierno mexicano

Por su parte el presidente Andrés Manuel López Obrador respondió que las políticas energéticas impulsadas por el Gobierno de México defienden la soberanía del país y no violan el Tratadi de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá (T-MEC.

“Nosotros vamos a llevar a cabo todo lo que nos corresponde y dejar de manifiesto”, señaló, “que no hay ninguna violación al tratado y, aclarar, que podemos tener relaciones comerciales, pero nuestras políticas las definimos en México y tienen que ver con nuestra Constitución y con las leyes”.

Vale hacer mención como dato significativo que la controversia surgió a dos semanas “ponemos a disposición de su gobierno”, más de mil kilómetros de gasoducto a lo largo de la frontera con México para transportar gas de Texas, Nuevo México, Arizona y California (y) un volumen capaz de generar hasta 750 mil watts y abastecer a 3 millones de personas aproximadamente”.

El hecho chusco lo dio el propio presidente mexicano que en su conferencia matutina pidió le pusieran una canción del popular cantante tabasqueño de música de cumbia tropical, Chico Che (ya fallecido): ¡Uy ué miedo” y que en su siguiente estrofa desafiaba”  ¡Mira como Estoy Temblando!”.