El costo de los alimentos ha aumentado 10 por ciento en el último año, es el mayor incremento en 40 años, según USDA. Esto significa que una familia de 2 niños y 2 adultos, paga en el área metropolitana, entre San Diego y Carlsbad, un promedio de 879 dólares al mes en la compra de la comida según estimaciones de  Economic Policy Institute.

Un monto para acalambrar a cualquier consumidor, pero en lugar de paralizarnos de preocupación, lo mejor es volver los ojos a los recursos que históricamente han ayudado a las familias a hacer rendir el dinero.

Shirley Salado, supervisora del programa de nutrición de EFNEP en el condado de San Diego, orienta a la comunidad sobre los llamados ‘alimentos chatarra’. Foto-Cortesía: UC Regents.

“Cambios saludables”

“En EFNEP no solo les enseñamos cómo ahorrar en la compra de alimentos y como guisar platillos nutritivos, sabrosos y fáciles de preparar. También les indicamos cómo adoptar cambios saludables que les ayudarán a todos” sostiene Shirley Salado, supervisora del programa de nutrición de EFNEP en el condado de San Diego quien ofrece una serie de pasos sencillos que le ayudarán ahorrar en las compras del mercado.

Shirley Salado, supervisora del programa de nutrición de EFNEP en el condado de San Diego

El Programa Ampliado de Educación sobre Alimentos y Nutrición, EFNEP, es uno de los recursos más importantes a nivel nacional. Fue creado en 1968 en la lucha contra la pobreza, desnutrición y obesidad, es financiado con fondos federales y está disponible, en inglés, español y otros idiomas a lo largo de todo California a través de Extensión Cooperativa.

Con pasos simples

Algunos de los pasos sencillos que le ayudarán a ahorrar, consisten en: hacer una lista de compras, planificar las comidas, aprender a comer más verduras y frutas, optando por las que están de temporadas porque son más baratas. Revisar antes de ir al mercado que hay en su alacena, refrigerador y congelador ¿Qué puede cocinar sin gastar? Implementar 1 o 2 días a la semana sin carnes como pollo, pescado o borrego y explorar platillos vegetarianos, canjeando, de vez en cuando, la proteína cara, como es la carne, por legumbres como frijoles, lentejas, garbanzo y chícharos que también son proteína, son sabrosos, saludables y baratos.

Recomendaciones:

A continuación, las técnicas que le ayudarán a ahorrar:

Hacer una lista de los alimentos antes de ir al mercado – Si, así de simple una lista le puede ayudar a planificar sus comidas y no comprar extras innecesarios.

“Realmente no podemos tener mucho control sobre el precio de los alimentos, pero si es posible hacer una lista” dice Salado, tras añadir que planear le ayudará a volverse más selectiva.

Otras recomendaciones son: No ir al supermercado con el estómago vacío, pues se termina comprando alimentos innecesarios y si puede evitar llevar a los niños mejor porque también se acaba adquiriendo de más.

Empezar a planear el menú de las comidas por lo menos de 3 días de la semana y hacerlo con la cena porque es la comida más elaborada.  Así poco a poco se irá a acostumbrando a tener un mejor control de su inventario en casa y su dinero.

Y antes de ir al mercado revise qué hay disponible en la alacena, refrigerador y congelador. ¿Podemos preparar algún platillo sin gastar?

Al ir de compras, tenga en mente MiPlato

“A mi me gustaría decir que hay que pensar en MiPlato porque esos son los alimentos que deberíamos estar comprando y si se acuerdan la mitad del plato debe ser de verduras y frutas”, explica Salado. “Siempre queremos tratar de adquirir primero los alimentos frescos de la temporada y la mejor opción son las frutas y verduras que han sido cultivadas en nuestra propia comunidad o región, pero si no tenemos esa opción siempre podemos ir al área de congelados en la tienda”. 

Recuerde que las frutas y verduras congeladas también son otra buena opción porque son baratas y conservan la buena calidad y los nutrientes.

Cocinar más le ayudará a
ahorrar y comer más saludable

Evitar la compra de comidas preparadas no solo le ayudará a cuidar su presupuesto también su salud porque estará reduciendo el consumo de sal, grasa y azucares. 

Es cierto que las comidas preparadas son convenientes y nos facilitan la vida, pero cuestan más y contienen mayor cantidad de esos ingredientes que afectan la salud cuando se consumen en grandes cantidades.

Sustituir, algunos días, la proteína cara
como carne, pollo o pescado por legumbres

Las legumbres como lentejas y frijoles, garbanzos chícharos y más, son excelentes fuentes de fibra dietética, proteínas, contienen vitaminas del grupo B y otras vitaminas y minerales importantes.

“Especialmente los adultos no necesitamos tanta proteína, como los niños o los adolescentes que están en pleno crecimiento, así que cuando estamos planeando el menú de la semana, lo que podemos hacer es establecer un día de la semana sin carne y en cambio incluir legumbres como lentejas y/o frijoles, a nuestras ensaladas y otros platillos”, sostiene Salado.

Otra opción es buscar el mejor precio por libra. Por ejemplo, si va a cocinar pollo dos o tres veces a la semana, quizás es conveniente comprar el pollo entero y cortarlo usted misma, ya que el costo, por libra del pollo ya cortado en piezas es más caro.

Comprar al mayoreo, ayuda, ahorrar, pero asegúrese de almacenar apropiadamente los alimentos en el congelador. Use bolsas herméticas que ayudan a conservar la buena calidad del alimento y no olvide marcar la fecha para consumir ese alimento dentro del tiempo que es seguro.

Haga los cambios por la salud de usted
y su familia y no se olvide de ser feliz

Cada año participan en los talleres de nutrición de EFNEP alrededor de 17 mil personas en todo el estado quienes aprenden a comprar, preparar y saber qué comer para lograr el bienestar de la familia. Actualmente la mayoría de los talleres son por Zoom de manera que podrá aprender a comer más saludable, preparar nuevas recetas y conocer más sobre los programas de nutrición de EFNEP y CalFresh Healthy Living  disponibles en todo California pulse en el programa.\ Autor: Norma de la Vega