SAN DIEGO.- “¡Qué gran privilegio!”, confió la Promotora con más de dos décadas de servicio a la comunidad latina, Gloria Salas al reportero, en el momento en que se acercaba al ascensor.

 Con ella se encontraban un grupo de compañeras promotoras que puntuales arribaron a la sala donde tuvo lugar la mañana del viernes 30 de septiembre, la ceremonia graduación en las instalaciones UCSD Shiley-San Marcos Alzheimer’s Disease Research Center, SMADRC (Centro de Investigación de las Enfermedades de Alzheimer Shirley-Marcos) de la Universidad de California San Diego (UCSD, por sus siglas en inglés).

La Promotora Voluntaria Gloria Salas, con alrededor de 25 años de apoyar a la comunidad en materia de salud pública. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

“Esto es algo muy hermoso que después de tantos años de ser promotora se nos está dando un lugar muy privilegiado”, dijo con la voz entrecortada durante una introducción de presentación testimonial, dijo Gloria Salas, promotora voluntaria por más de dos décadas y media, mientras le embargaba la emoción.

“Vamos a ser la diferencia”

“Sé que nosotras vamos a ser la diferencia. Nosotras tenemos  muchos años de experiencia; sabemos cómo ayudarles; hemos trabajado en muchos programas con mucho éxito, así es que me siento también muy feliz de que ustedes nos hayan tomado en cuenta. Esto es algo muy hermoso que después de tantos años de ser promotora se nos está dando un lugar muy privilegiado”, agregaría después, con la voz entrecortada por la emoción durante una introducción de presentación.

Durante su presentación con resto de sus compañeras, la promotora Cindy Hambrick  dijo su parte que  “me gusta contribuir a la comunidad donde vivo y de la única forma que lo hago es dando amor sin condición. El amor es algo incondicional; el amor no se vende ni se compra es lo que tu das y cuando tu das, es a ti mismo a quien te lo das”, afirmó convencida.

“Lo hago voluntariamente”

“Todo lo que hago lo hago voluntariamente y me fascina ahora que he encontrado este nuevo grupo, donando mi tiempo y puedo seguir ayudando y dando información y recibiendo más educación para ser mejor porque si nosotras no participamos y damos  nuestra donación, nuestro tiempo, se va a quedar paralizada”.

La promotora de salud Lupita Lombardo dijo que al igual varias compañeras tiene más de 20 años de promotora “lo aprend en las escuelas en las que también tuve la oportunidad de trabajar con los padres de familia en PTA, dando pláticas, primero de tabaquismo, en fin, varios programas hasta llegar a uno que me ha encantado bastante que es sobre la depresión en las mujeres, que sabemos que no nomás las mujeres se deprimen sino también desde niños hasta adultos”.

Fallecieron por el Alzheimer
tres miembros de su familia

“En mi familia hubo tres personas  y las tres falleciero, cuando no se sabia todavía que se llamaba Alzheimer, no tenía ese nombre sino que era demencia senil. Y de ahí tuve la oportunidad de cuidarlas  a esa tía dos veces a la semana. Yo trabajaba (sábado y domingo) triste experiencia y fallecieron”, dijo.

Por su lado, la promotora Teresa Marroquín indicó que “para mí es una experiencia muy hermosa, que yo creo que Dios le va poniendo a uno los medios y las personas, en este caso yo soy madre, soy esposa, tengo cuatro hijos y tres nietos pero mi pasión simpre ha sido desde que empecé como Promotora en Por la Vida hace más de 30 años. Me enamoré. La filosofía de ser una promotora porque aprendí que el hecho de que a ti te den información, tu tienes todo el control y compartirlo con quien tu quieras. Sea en un familia, en la comunidad, formando los grupos”.

“La satisfacción de cambiar vidas”

“Entonces para mí ser promotora es algo tan hermoso”, continuó Marroquín, “que yo doy pero también recibo. Tenemos la satisfacción tan hermosa de cambiar vidas y eso es lo que estamos hacienda como promotoras, tocar vidas pero también cambiarlas. Conocí tantas familias y había tantas necesidades. Alimentos. La palabra más importante es la prevención. Por eso me encanta la canción: que dice “Creer que se Puede, Querer que se pueda (titulada: Color Esperanza, de Diego Torres). (Y) una palabra que uno cambié del inglés al español va a ser un impacto hacia la comunidad”.

Asimismo, la promotora voluntaria Heladia Tepetzi dijo que “yo llegué aquí en el 96 y mi primer experiencia fue cuando fui a los  y campos de cultivo y había mucha gente mexicana, ahí conocí a una persona y me preguntó” me quieres ayudar, y le dije que si que venía de Veracruz y me dice hay muchas palabras que yo no entiendo, ayúdame a traducirlas”.

 “Y ahí fue como que brilló ese deseo de ayudar a los demás”, señaló,  “y más en este país y ayudar a mi misma porque en esa época yo estaba sufriendo depresión, sin saber, por eso es que fui a dar ahí. Entonces, de ahí nació ese espíritu de ayudar y así me he mantenido”.

“Inicié mi trabajo de promotora
hace más de 20 años en Por la Vida”

La promotora María G. Martínez, quien es Coordinadora del Comité Regional de Misión y Compromiso, una red  de promotoras y trabajadores comunitarios a nivel estatal manifestó: “Inicié mi trabajo de promotora hace más de 20 años. Fui consejera en el Programa por La Vida, ahí  inicié mi pequeño proyecto de trabajar la comunidad, dando charlas en las escuelas sobre prevención del cancer de mama y de ahí me involucré en varias otras áreas, concretamente en la Educación, a través de la Educación que iban escalando mis hijas, en grados académicos”.

 Expresó Martínez su satisfacción de poder ayudar “a la comunidad, de tal manera que tuve un periodo donde ingresé a una Clínica Comunitaria en el Departamento de estudios de investigación de salud pública” .

Dr. Zvinka Zlatar orienta a las promotoras sobre cómo pueden conectar mejor su trabajo de campo con el trabajo de investigación sobre el Alzheimer y la demencia. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

La Doctora Zvinka Zlatar llevó la plática de orientación previa a la entrega de los diplomas a las voluntarias. Foto: Horacio Rentería.
Busca que los latinos se vean
representados en análisis clínicos

Poco antes de la entrega de certificados a las promotoras de salud,la Doctora  Zvinka  Zlatar, Investigadora Principal del Estudio sobre el Alzheimer en el Departamento de Psquiatría de UCS, destacó la importancia de “buscan tratamientos y diagnóstico nuevos para la demencia”.

Enfatizó en este sentido la relevancia “de que nosotros” (los latinos) “estemos representados en estos estudios para poder buscar herramientas de diagnóstico y de tratamiento para la demencia que nos representen a nosotros también”.

Zlatar, con Doctorado en Neurocirugía y quien atiende y canaliza amuchos pacientes latinos, reveló que su abuelita falleció tras padecer demencia “no supimos que tipo de demencia. En mi carrera me di cuenta que los hispanos no estamos en lo estudios de los desórdenes de la memoria, una demanda muy grande” Anticipó en este sentido la estudiosa en las enfermedades Alzheimer y la Demencia de haber aterrizado la teoría o la investigación de los cubículos con la práctica que en el terreno delas comunidades Latinas realizan las promotoras, que es necesario”entrenar a más estudiantes para que puedan hacer la parte clínica también en español. Tengo mucha esperanza en que podemos hacer un cambio”.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.