SAN DIEGO.- El dinero recaudado por los peajes de la nueva Garita de Otay 2 será distribuido en partes iguales entre los gobiernos de Estados Unidos y México y esto representaría una ganancia total de 6.8 mil millones de dólares en los próximos 40 años.

La Asociación de Gobiernos de San Diego (SANDAG por sus siglas en inglés) aprobó por unanimidad este acuerdo cuando entre en operaciones el nuevo puerto fronterizo.

SANDAG estableció que cada nación recibiría más de 3 mil millones de dólares en las próximas cuatro décadas y el precio del peaje se ajustará constantemente en relación al tráfico vehicular.

“Es un día histórico para la región Cali-Baja, importante enfatizar que estamos haciendo un tratado en donde ambos países están comprometiéndose no solamente para la colaboración, sino también para el impacto fiscal y es una fórmula que se va a usar para poder proveer los recursos que se necesitan para que esta garita sea de una vez por todas realidad para la comunidad”, declaró Nora Vargas, supervisora del Condado de San Diego. 

Recaudación compartida por la Garita de Otay 2. Foto José Antonio Avilés

Otay 2 es un proyecto que aún requiere de financiamiento para concretarlo por lo que no se descarta la solicitud de préstamos.

“Lo que sí le puedo decir en cuanto a mi experiencia trabajando con el gobierno mexicano y en Estados Unidos de alguna forma cuando llegue la fecha de abrir, ambos lados van a estar preparados, siempre ha sucedido que han trabajado por la meta que se ha puesto en el calendario”, recalcó Ben Hueso, senador de California del Distrito 40.

AVANCES DEL LADO MEXICANO

Con el objetivo de dar continuidad a la obra federal, a mediados del presente mes de Octubre la gobernadora de Baja California, Marina del Pilar Avila Olmeda, encabezó una reunión con funcionarios de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) del Gobierno de México y del Ayuntamiento de Tijuana para revisar los avances en la garita.

La mandataria estatal se comprometió a cumplir con todos los requisitos técnicos, legales y financieros que el Gobierno de México requiere para construir el segundo puerto fronterizo de la zona.

La nueva garita será determinante para agilizar los cruces comerciales y de viajeros entre México y Estados Unidos y se espera que esté concluida en el 2024.

El precio del peaje se ajustará constantemente. Foto José Antonio Avilés

Compartirían ganancias y costos

Funcionarios de la Asociación de Gobiernos de San Diego (SANDAG), de Transportes de California (CALTRANS) y de las instancias de gobiernos de ambos países y el NADBANK (Binacional) durante la firma del convenio sobre ganancias y costos compartidos de la garita II de Otay Mesa, (de cuota, proyectada para iniciar operaciones en 2024). La firma del acuerdo se dio en la ciudad de México durante la visita de una delegación de San Diego
y Tijuana.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.