La temporada navideña es un momento de alegría y unión, pero a menudo puede generar estrés para los padres de niños pequeños con la cantidad de “novedades” en cada experiencia, particularmente cuando se trata de viajes de temporada.

La ayuda para que los viajes de vacaciones con los más pequeños sean más manejables, ya sea que viajen en autobús, tren, automóvil o avión, la Dra. Whitney Casares, MD, MPH, Consultora Médica Pediátrica ofrece esta guía para las familias.

Plan para ajustes de tiempos
Para viajes largos que incluyen cambios de zona horaria, espere que los niños tarden varios días en acostumbrarse a sus nuevos horarios. Planee uno o dos días adicionales para ese ajuste de tiempo, si es posible, cuando planifique su viaje y haga tiempo para hacer paradas para estirarse, tomar un refrigerio y tomar descansos para ir al baño.
Empaque refrigerios convenientes
Tener bocadillos de fácil acceso que no ensucien mucho puede hacer que viajar sea más fácil y menos estresante. Por ejemplo, Gerber Plant-Tastic Banana Berry & Veggie Smash with Oats Organic Pouch y Plant-Tastoc Lil' Crunchies White Bean Hummus son refrigerios nutritivos para niños pequeños que vienen en contenedores resellables que son fáciles de empacar para familias en movimiento.
Se recomienda llevar productos desinfectantes
Tener sus propias toallitas desinfectantes a mano hace que sea más fácil refrescar las superficies que se tocan con frecuencia en los espacios públicos, como las bandejas de los asientos, las sillas y las mesas. Si bien es seguro en la mayoría de las superficies duras, verifique la etiqueta con las toallitas y luego deje que el área se seque por completo antes de que su hijo la toque. También se puede usar agua jabonosa tibia para limpiar juguetes y otros productos personales.
Mantenga un horario constante
Mantener a su hijo en su horario normal durante las vacaciones no siempre es factible y se esperan pocas imperfecciones durante la temporada alta. Sin embargo, si el horario de alimentación o sueño de su bebé se altera debido a los eventos festivos, intente volver a una rutina constante lo antes posible. Sea paciente consigo mismo y con su pequeño mientras ambos se adaptan.
Mientras asiste a reuniones festivas, su hijo puede sentirse abrumado al conocer gente nueva, incluidos miembros de la familia. Los bebés comienzan a desarrollar ansiedad por separación y aprensión hacia los extraños alrededor de los 6 meses de edad cuando sus cerebros comienzan a comprender el concepto de permanencia del objeto (que algo todavía existe cuando no está presente).
Educar a sus seres queridos sobre esta etapa de desarrollo puede ayudarlo a sentirse menos ansioso por la gran reunión familiar con su pequeño. Si su hijo es particularmente sensible, intente presentar a nuevas personas en grupos  más pequeños, en lugar de presentarlo a todo el grupo a la vez.
Toma tiempo para ti mismo
Si bien viajar con niños pequeños puede ser un "camino lleno de baches", es importante que los padres también intenten disfrutar de las vacaciones tanto como sea posible. Hacer algo de tiempo para ti mismo (respirar profundamente, escuchar una meditación en una opción como la aplicación Calm o reproducir una canción favorita, por ejemplo) puede ayudarte a recargar energías y relajarte antes de un gran evento.

Para encontrar más tips de expertos y recursos para ayudar a conquistar la temporada navideña, visite Gerber.com

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.